La linterna de Diógenes

CUIDADO CON LA PATATA

Posted in Uncategorized by lalinternadediogenes on diciembre 26, 2008

 

Últimamente, en un esfuerzo tardío para adquirir conocimientos, compré un libro llamado Does Anything Eat Wasps? (PROFILE BOOKS, 2005). Se trata de trocitos de información que han parecido en la revista New Scientist.

Aquí veremos lo que dicen de las patatas.

Las Patatas forman parte de la familia de las solanaceae, que incluye los tomates, los pimientos, las berenjenas, el tabaco y la belladona. Se caracterizan por su capacidad de producir alcaloides tóxicos como la solanina, en las hojas, raíces y fruta.

La patata se incorporó relativamente tarde a nuestra dieta (siglo XVI). Se dice que si se intentara introducirla hoy, la Unión Europea la prohibiría, según el Reglamente de Alimentos Nuevos (EC 258197) que exige unas pruebas de seguridad a todos los alimentos que no se conocían antes de mayo 1.997 antes de poderse comercializar.

La patata no pasaría estas pruebas.

Cuando una patata se expone a la luz, su contenido en solanina aumenta como una protección natural contra animales e insectos buscando comida. Después de todo, la misión de la patata (según la patata, por lo menos) es la propagación de su especie, no el consumo humano. La solanina da un sabor amargo a las patatas y frena la acción del neurotransmisor acetilcolina, lo que provoca boca seca, sed y palpitaciones. A dosis más alta puede causar delirio, alucinaciones y parálisis.

La parte verde de una patata tóxica no es más que clorofila inofensivo, pero sirve de aviso que la patata contiene un nivel elevado de solanina. En este caso, hay que rechazar la patata entera. Lo mismo se aplica a las patatas que han empezado a brotar o que muestran manchas negras, debidas a plagas.

La dosis mortal de solanina para un adulto medio es entre 3 y 6 miligramos por kilo de peso corporal. En teoría, una dosis fatal sería posible con 1kg de patatas, en una persona con poca masa corporal.

La solanina se concentra en la piel de la patata: el pelarla elimina entre 30 y 90% de la toxina.

Antiguamente, las patatas se almacenaban sin lavar, en sacos, y se guardaban en la parte más oscura del la lacena. La costumbre comercial moderna de lavar las patatas y envolverlas en bolsas translucientes, aumenta el riesgo de solanina. Con exposición a la luz a 16º, el contenido en solanina se cuadruplica cada 24 horas. A 75º puede ser 9 veces más y alcanzar 1.800 miligramos por kilo en la piel.

Yo era consciente de las intolerancias que pueden producir alimentos como la naranja, los lácteos, el resto de la familia tomate-berenjena-pimienta, el gluten y demás. Ahora hay que tener también cuidado con las patatas a la hora de comprarlas, guardarlas y prepararlas. Tal vez así se pueden evitar muchas intolerancias y malas digestiones hasta ahora inexplicadas.

Pero para algo pueden servir:

Raw potatoes are beneficial in the treatment of warts. They should be cut and rubbed on the affected area several times daily, for at least two weeks. This will bring about good results.

La patata cruda es beneficiosa en el tratamiento de verrugas. Hay cortarla y frotar la zona afectada varias veces al día, durante por lo menos dos semanas. El resultado sera bueno.

(de la página web http://www.home-remedies-for-you )

¿Quién sabe?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: