La linterna de Diógenes

DESPUÉS DEL SOLSTICIO DE INVIERNO

Posted in Uncategorized by lalinternadediogenes on diciembre 26, 2008

Casi un año blogueando!

¡Y no en vano! ¡Alguien me ha leído!

Pues… ¡Sí!

¡Hasta he tenido feedback, que reproduzco aquí, tan grande es mi alegría!

—————————————————————————————————————–

¡NAVIDAD! ¡NAVIDAD! ¡FELIZ NAVIDAD!

Navidad, cabalgata de Reyes Magos, feria de tu pueblo, feria de los pueblos limítrofes, el Rocío, día de los enamorados, día del padre, de la madre, boda de fulanito, ¡has sido premiado con un lujoso coche!,semana del calzado en El Corte Inglés… paga, paga, paga, paga… trabaja, trabaja, trabaja…


¿Esto es ser feliz?


No preguntes, no pienses, no te pares, sigue trabajando, nosotros te marcamos la pautas en las que debes dejar de trabajar para ser feliz, te damos felicidad de todos los tipos y modelos, etiquetada, pasada por Sanidad, muy bien empaquetada, industrial y con código de barras. Nosotros jugamos con tus sentimientos, con tus ilusiones; ¡mira qué coche! si lo tienes serás el dios de la carretera, serás feliz; si no te llega, te lo financiamos a medida; ¿sigue sin llegarte? no importa: mira qué margarina, ¿ves qué sonrisa muestra la mujer del anuncio? ¿se la ve muy feliz, verdad? pues si tú la compras serás igual de feliz que ella. Paga, paga, paga… y sigue trabajando, porque nuestra misión es hacerte el favor de fabricarte una vida más feliz, a la carta…

 

¿Por qué nos dejamos llevar por tanto consumismo inútil e inservible?

¿Por qué se llama felicidad a este estilo de vida tan insustancial y desvirtuado?

¿Por qué tengo que ser seguidor y partícipe de esta corriente social que sólo me aporta sufrimientos?


Parece que las líneas que marcan los que nos esclavizan, son fuertes y están bien posicionadas, pues dan la impresión de que son las que tenemos que seguir todos los demás, en caso contrario, el universo social conspira contra tu persona, de mil formas diferentes.


Yo siempre me hago las mismas preguntas y no encuentro las respuestas:


¿Por qué nuestra vida y nuestra forma de vivir no se basa en lo que somos, sino en lo que nos inculcan que debemos ser? o dicho de otra forma: ¿por qué nuestras normas sociales no parten de una base más primitiva y real; y a partir de ahí vamos mejorando poco a poco, todos por igual y con sentido común?

¿Por qué todos nos hacemos, en mayor o menor grado, seguidores de esta pantomima que no es real?

¿Por qué, después de miles de años, nuestros esfuerzos no se unen para hacer que vivamos más armoniosamente? ¿Interesa acaso que cada vez exista más individualismo colectivo?

¿Qué hay en la mente de estas personas, que utilizan sin escrúpulos y sin respeto nuestras emociones y sentimientos, para hacernos caminar por un sendero que nos destruye y nos hace infinitamente tontos?


Quizás seamos los actores de un teatro global, con dificultad para elegir nuestros propios papeles y con pocas posibilidades de salir del escenario.

No culpo a nadie, me culpo a mí mismo por no ser más listo que ellos.

 ¡GRACIAS, ANTONIO!

***********************************************************************

 Propongo por tanto a todos ….

EL PACTO NAVIDEÑO

 

Es muy sencillo:

 

Yo no te mando ningún “Christmas” y tu no me mandas ninguno.

 

Yo no te hago ningún regalo y tu no me haces ninguno.

 

Nos limitamos a desearnos, verbalmente, por correo electrónico o por telepatía, Fuerza y Animo para aguantar las Fiestas (se llaman así)

 

Este pacto no nos impide de ninguna manera, mandarnos espontáneamente, tarjetas de felicitación en cualquier otro momento del año, hacernos regalos auténticos o hacer gestos que salgan del corazón y no del Corte Inglés.

 

Así, tal vez (tal vez…):

 

  • profanaremos menos una fiesta solar y contribuiremos a restaurar la memoria histórica de su eventual significado religiosos presente o pasado…

 

  • desatascaremos un poco las oficinas de correo y malgastaremos menos papel, tiempo y trabajo…

 

  • atenuaremos algo el insulto que debe representar nuestra orgía anual de glotonería y embriaguez, para los millones que se están muriendo de hambre…

 

  • intentaremos tener el buen gusto de no ofender a los no tienen nada, con nuestros pavlovianos intercambios de (tradicionalmente inútiles e indeseadas) mercancías…

 

  • evitaremos las depresiones y dispepsias que provocan el tener que llevar puesta una máscara de falsas emociones con la obligación de englutir sin apetito pero con fingida alegría, excesos de azucares, grasas, carne y alcohol…

 

  • rechazaremos aún que sólo simbólicamente, la manipulación y la programación, por los medios de incomunicación, los mercaderes y sus amos multinacionales, de nuestras abyectas mentes de consumidores …

 

  • nos negaremos aún que sea a nivel de dignidad personal, a reforzar economías basadas en la injusticia social global, la usura y la esclavitud por endeudamiento, enfocadas además en la destrucción sistemática del planeta con fines exclusivas de lucro…

 

  • ofreceremos un mejor ejemplo a niños y jóvenes: nos verán menos glotones, borrachos, ruidosos, extravagantes, hipócritas y borregos que en otros años…

 

 

THE CHRISTMAS PACT

 

 

 

It’s very simple:

 

I don’t send you a card and you don’t send me one either.

 

I don’t give you a present and you don’t give me one either.

 

We just wish each other verbally, by e-mail or telepathy, enough Strength and Courage to get through the Festive Season (as it is called) unscathed

 

The pact by no means excludes our spontaneously sending each other Greetings Cards at any other time of the year, exchanging real gifts and/or making gestures that come from the heart and not from department stores.

 

In this way we may perhaps (perhaps…) manage to:

 

 

  • decongest the post offices a little and waste less paper, time and work…

 

  • try to soften the insult that our anual orgy of gluttony and drunkeness must represent to the millions who are dying of hunger…

 

  • make an effort to have the good taste not to let our pavlovian exchanges of (traditionally useless or unwanted) merchandise offend those millions of people who possess nothing…

 

  • avoid the depressions and dyspepsias caused by having to wear a mask of false emotions and feeling obliged to devour – without appetite, but with feigned bonhomie – an excess of sugars, fats, meat and alcohol…

 

  • reject, if only symbolically, the manipulation and programming, by the media, the merchants and their multiinational masters, of our abject consumer minds…

  • help attenuate the profanation of a solar festival and restore the historical memory of any religeous significance it has or may have had…

 

  • refuse, if only to satisfy our personal dignity, to bolster economies based on global social injustice, usury and debt-slavery as well as the systematic destruction of the planet for profit alone…

 

  • set a better example to children and young people by not letting them see us quite so drunk, gluttonous, noisy, hypocritical, extravagant and conformist as in other years…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: