La linterna de Diógenes

RÍOS DE ESPERMA

Posted in Uncategorized by lalinternadediogenes on enero 3, 2009

**********************************************************************

EN UNA ESPOSA DESEARÍA/LO QUE EN LAS PUTAS SIEMPRE SE HALLA –   LOS LINEAMENTOS DEL DESEO SATISFECHO.

In a wife I would desire

What in whores is always found –

The lineaments of Gratified desire.


*****************************************************************

Una de las ventajas – tal vez la única – de ser un anciano aquí, es la posibilidad de viajar gratis en los autobuses de la ciudad. (Mejor no hablar de la Tarjeta Dorada que han inventado los chorizos de la RENFE, un timo que hemos denunciado con anterioridad en estas páginas.)

Los autobuses TUSSAM no funcionan del todo mal, los conductores a pesar del estrés y de la explotación, suelen ser amables. Si no fuera por las estúpidas hordas de lemmings con sus sucios y ruidosos motos y coches particulares, TUSSAM funcionaría de maravilla.

Si tienes suerte, dentro del autobús te puede tocar un sistema de video interno que no solamente te dice cual será la próxima parada pero también te ofrece todo tipo de información: noticias del mundo, del deporte, del tiempo, de la vida de los famosos, de la cartelera, etc. Da consejos sobre la salud, el ejercicio… y de vez en cuando unas estadísticas sorprendentes.

La semana pasada aprendí gracias al autobús, que diariamente, 1.500.000 españoles utilizan los servicios de prostitutas. ¡Un millón y medio cada día!

Si hay unos 46.000.000 de españoles censados, la mitad (más de la mitad creo) serán mujeres. Nos quedamos en el mejor de los casos, con 23.000.000 varones. De ellos más de la mitad serán niños y ancianos… metemos que quedan unos 12..000.000 en edad y estado de visitar a prostitutas. Podemos admitir – a pesar de las noticias que dan los “medios” todos los días – que todavía existen 2.000.000 de hombres felizmente emparejados, sean hetero- o homosexualmente.

Por tanto, de los 10.000.000 que quedan (seguramente menos…) un español y medio en diez recurre al sexo de pago DIARIAMENTE…. y si estimamos que todos no se consuelan de esta forma con tanta regularidad , sino, por ejemplo, una o dos veces a la semana, el tamaño de la miseria sexual aparece espeluznante, con una facturación diaria enorme, envidiable. Y no hablo de la masturbación, más segura y barata.

La prostitución es una industria por otra parte, que contamina poco.

Claro, en la cifra que da TUSSAM, no se hable de prostitutos, ni de gígolos, ni de pornografía, ni de sexo a cambio de regalos y favores, ni de los matrimonios de conveniencia. Si tenemos en cuenta todos las posibles modalidades de sexo de pago, la estadística será sin duda más sorprendente. Todavía.

Algo va muy mal diría yo, en nuestras sociedades. En Londres y Hanoi y en Escandinavia (y en más sitios también, creo), se multa (o se intenta multar) a los hombres que utilizan prostitutas, además que a estas mismas.

Es una solución típica de unos poderes públicas cínicas e hipócritas, sin imaginación, sin sentido común, sin inteligencia, sin caridad.

¿Cómo se puede reprimir a las mareas, a las estaciones, al crecimiento de las plantas? ¿Y porqué intentarlo?

Ostensiblemente, se están reprimiendo a ellos mismos, los muy hipócritas, para reprimir su propia frustración, disfrazar su miseria y a la vez conservar su “poder público”. The lady doth protest too much, methinks, dice la Reina en Hamlet. En este caso protestan demasiado los ladies and gentlemen encargados de proteger la decencia pública por medio de leyes, policías y estigmas.

Les molestará también probablemente, que se gaste tanto dinero en sexo sin que vaya un solo duro a sus bolsillos . ¡Ah! Si solamente pudieran encontrar el equivalente del parquímetro para la fornicación!… El fornicómetro…

La pornografía sí que es legal y rentable. En los EEUU movió 12 billones (si billones) de dólares, y ahora está pidiendo una ayuda de 5.000,000,000 de dólares a la administración.

http://www.huffingtonpost.com/2009/01/07/porn-bailout-larry-flynt_n_155878.html

He who desires but acts not, breeds pestilence. Otra vez el magnífico Blake. El que desea pero no actua, engendra paestilencia.

El Poder (encarnación de la pestilencia) odia al sexo satisfecho, odia a The lineaments of Gratified desire.

Una persona sin frustración sexual no sería competitiva, ni agresiva, ni asertiva, ni insegura, ni ávida de mercancía. No sería rentable. Sería un perdedor.


¿Con qué elementos se compondrían los cuerpos de élite, los torturadores, los usureros, los especuladores, los yuppies de Wall Street, los consumidores enfermizos, y los ilusos que creen en todo esto, si no albergaran una frustración profunda?

La ideología dominante engendra pestilencia, y sin pestilencia, el deporte – un ejemplo entre muchos – podría volver a ser deporte: lúdico en vez de competitivo.

¡Horror! ¿Cómo apostaríamos? ¿Qué haríamos cada los domingos por la tarde? ¿Para qué hemos comprado televisores?


(Es notable que casi todos los deportes competitivos – que Orwell llama con mucha razón, sucedáneos de guerra  (1) consisten en meter pelotas en algún lugar protegido, o en pegar la pelota con algún tipo de palo o bate. Otros consisten en llegar el primero a una meta, como si de espermatozoides se tratara.

¡Ay, Sigismundo!

(Y mejor no hablar de los cazadores con sus fálicos cañones, ni de los toreros con sus espadas y lanzas…)

Habiendo satisfacción sexual, los negocios se podrían convertir en honestos, las sociedades hacerse justas, los seres humanos practicar la tolerancia, la ciudadanía coger los transportes en común y no pasar los domingos gastando dinero que no tiene, en Ikea…

¡La desaparición de la insatisfacción sexual provocaría el colapso total del Sistema! El Poder ya no tendría poder… y anhela el poder porque rebosa pestilencia y rebosa pestilencia porque está insatisfecho.

¿Es esto lo que decía Kubrik con Eyes Wide Shut?


(Fuck!)


¡Una subversión! ¡A reprimir!


Lo malo es que cuando se reprime a la naturaleza, esta tiene tendencia a reventar. La famosa alubia que se encierra en una jarra hermética con agua, brota y rompe el cristal. Mucho más peligroso es reprimir la energía sexual.

En un mundo donde la eyaculación se confunde con la evacuación, es difícil exigir el aprendizaje de técnicas taoístas. La llamada Educación Sexual que se imparte tan inútilmente en los colegios, debería de incluir, urgentemente, las obras de Mantak Chia y del Dr. Chang…

Y esto que el reciclaje está a la orden del día…

Todo es sin embargo, muy fácil de comprender. Hay tres opciones:

1. Sublimar. (Las mujeres parecen mucho más capaces de sublimar que los hombres.)

2.   The lineaments of Gratified desire.

3. Convertirse en asesino (en potencia, vicariamente o de hecho),** o sacar un abono al sexo comercial.

¡Impensable! ¡Peor que legalizar la droga! ¿A quien se le ocurre?


Mira lo que le pasó a Wilhelm Reich: perseguido por los Nazis, abominado por comunistas y cristianos, muere en una cárcel democrática en EEUU después de un juicio democrático. Se quemaron sus escritos y su laboratorio. No sería mala idea que todos volviéramos a leer Rede an den kleinen Mann (Escucha, Pequeño Hombrecito).

http://www.galeon.com/elortiba/pdf/reich1.pdf

La frustración sexual es una de la principales causas, sino la principal, de la violencia, sea doméstica, callejera, carcelera, escolar, deportiva, policíaca, financiera, militar, médica, política o religiosa.

¡Cuanto habrán gozado los Inquisidores! ¡Y los waterboarders, y los verdugos y carceleros de todos los sexos y de todos los regímenes! ¡Y las abuelas con la ablación de los clítoris de las niñas! ¡Y los que lapidan a las adúlteras!

¡Cuanto tienen que disfrutar los yatrogénios mientras asustan a sus pacientes o practican histerectomías innecesarias!

¡Y que bien se lo pasan los yuppies, jugando a los dados con los ahorros, puestos de trabajo, deudas y medios de vida de los indefensos!

¿Cuantas vírgenes en el Paraíso se le promete a un terrorista suicida?…

Teniendo en cuenta que la frustración sexual y la presente miseria sexual son la raíz de tantos males, va siendo tiempo para todos de asumir nuestra condición humana con franqueza y liberarnos de la noción del Pecado Original que tanto nos hace caer en el “pecado” verdadero (llamemos lo así) de la intolerancia, de la violencia, de la crueldad.

Si queremos Paz en la Tierra, no solamente tenemos que erradicar el hambre, la injusticia, la explotación (2), la mentira publicitaria, la usura, la guerra, las religiones, la jerarquías  y demás, sino también ir a la causa de la enfermedad: al igual que el coche automóvil es la columna vertebral del capitalismo, la miseria sexual es sino la causa más profunda, una de las más profundas, del mundo catastrófico que padecemos.

¿Y las mujeres, pobrecitas? Por desgracia, la ideología dominante ha convertido muchas en superhombres, ganadoras, capaces de hacer todo lo que puede hacer un hombre triunfador pero mejor (son más inteligentes, más trabajadoras, más entregadas).

En la lista de verdugos, opresores y sádicos,  figuraran ellas también… a veces con más entusiasmo todavía que los hombres (Irma Geese (Belsen), Ilsa Koch (Buchenwald), Abu Grahib, Bloody Mary, Lady Macbeth, Herodias y Salomé, Isabel la Católica, la Condesa Elizabeth Bathory …). ¿Qué les habrá pasado para llegar a esto? (3)

**************************************************************

Es significativo que todos los insultos que quieren verdaderamente herir, se enfocan a algún aspecto del sexo, reflejando así nuestra programación mental. Lo mismo ocurre con muchos expletivos – los que no son blasfemas ni escatologícas . Las injurias del Capitán Haddock, por muy ingeniosas que sean, no ofendan a nadie.

¿Putas, putos? ¿Me pregunto si son conscientes, estas a menudo explotadas, maltratadas y menospreciadas víctimas que han producido nuestras sociedades enfermas… me pregunto si son conscientes, de la inmensa labor social que están efectuando, desafiando en muchos casos, el riesgo de asesinato, palizas, mutilaciones, enfermedades, humillaciones, multas, prisión, ostracismo y sufrimiento?

De no estar ellas, el mundo sería más parecido todavía a lo que es: el Infierno según El Bosco.

Merecen el Premio Nobel de la Paz mucho más que por ejemplo, Henry Kissinger, Al Gore o Anwar el Sadat todos juntos.

¿Juicio moral? ¡Por dios! ¿Quien es más reprensible e inmoral: ¿Quien se está prostituyendo más vilmente, ¿Quien se está vendiendo más abyectamente? ¿Una inmigrante obligada a obedecer a una red de proxenetas y a satisfacer a crápulas en un puticlub?…

… ¿O un modelo que posa en plan porno blando para incitar a la compra de un coche?… ¿O un deportista, un famoso, un actor que se exhibe para promocionar ropa para el Corte Inglés?

¡Mahagonny!

http://es.wikipedia.org

wiki/Aufstieg_und_Fall_der_Stadt_Mahagonny

****************************************************************

Ayer en casa, tuvimos la suerte de ver una película de exquisito buen gusto.

En la televisión. (!)

Se llama Irena Palma. He estado leyendo las críticas que se pueden encontrar en el Internet. Todas excelentes, con sobre todo, alabanzas para Marianne Faithfull.. pero todas, todos y todo excelentes. Guión, fotografía, ritmo, todo.

Por una vez que aciertan los críticos….

Sin embargo, nadie comenta la incongruencia de una sociedad donde hay hombres que hacen cola para ser admitidos a un sito donde deben primero insertar unas monedas en una ranura, lo que les da derecho a meter sus penes por un agujero para que se les masturbe una señora con manos suaves.

Tienen derecho a 5 o 6 minutos, no más. Se marchan satisfechos. La voz corre: ¡El éxito de la hábil masturbadora es colosal! Se le paga en un principio unas 800 libras a la semana.

¡Irena Palma!

¿Cuantos actos de delincuencia se habrían evitado gracias a ella?

Y no hacía más que emular un acto de caridad sorprendente e inteligente de la Iglesia que nunca más se ha repetido (que yo sepa)…

http://www.erroreshistoricos.com/curiosidades-historicas/religion/769-cuerpo-de-pajilleras-del-hospicio-de-san-juan-de-dios-de-malaga.html

… Ríos de esperma donde flota la miseria sexual… miseria sexual que sostiene toda una ideología…

En Mesopotamia, cuna de las tres religiones monoteístas, como en Canaán (y en la India actual, según he leído), la prostitución en los templos se asociaba con ritos de fertilidad, para complacer a las diosas Innata, Ishtar y Astarte… y también se practicaba para permitir a las jóvenes sin medios, conseguir una dote. Eran las hierodule, las prostitutas del templo.

Los Israelitas ellos, tenían las kedeshah, o hembras consagradas. El Islam actual tiene el mutaa un matrimonio “de placer” (una forma de supuesta prostitución encubierta, admitida por los Shiitas y prohibida en su momento por Sadam H., – que era Sunni, como los Saudíes, que castigan severamente la prostitución… y reprimen cruelmante a las mujeres.)

Todas las formas de puritanismo han hecho y siguen haciendo, un daño enorme – nada más mirar los EEU: el mayor Gúlag del mundo.

No creo que pueda existir totalitarismo sin puritanismo (o viceversa). Sólo el poder separa el uniforme de una guardia roja de la de una afgana en una burka.

Y gracias a Roma, a Tehran, a Levítico y al Torá, estamos protegidos de la amenaza de la homosexualidad.

No menos relevante es el capítulo 38 de Genesis, donde se refiere a Tasar como kedeshah, hembra consagrada, traducido por meretrix en el texto latín.

http://www.conoze.com/doc.php?doc=1665&cap=38

Texto donde, entre otras cosas, se consta que Yahwe no andaba con bromas y que el pecado de Onan no era el onanismo.

**************************************************************

¡1.500.000 visitas cada día, nada más que en España!

Con estos ríos de esperma se debería de poder resolver todos los problemas locales, regionales, nacionales y hasta mundiales.

Sin embargo, no es así. El sexo comercial no es más que un paliativo. El soldado que viola en nombre de la limpieza étnica sólo es inofensivo hasta que recupere fuerzas, el hombre que compra tiempo con un cuerpo, sólo se relajará hasta que tenga la posibilidad de responder a nuevos estímulos. ¿Que hay que hacer para conseguir los lineamientos del deseo satisfecho?

Escuchemos de nuevo a William Blake (él que dijo  Sooner strangle an infant in its cradle than nurse unacted desires):



I have mental joy, and mental health,

And mental friends, and mental wealth;

I’ve a wife I love, and that loves me

I’ve all but riches bodily.


Está claro.


¿Es esto lo que decía Kubrik con Eyes Wide Shut?

¡Fuck!

Entonces, ¿Donde está el fallo?

********************************************************************

¿Un poco de música? Vamos a:

http://www.youtube.com/watch?v=3H8jv1I-3uk

Y luego a:

http://es.youtube.com/watch?v=Rw4V-ScFp-c

Entonces: ¿Qué tenemos que hacer?

Pues…  si no podemos costearnos una terapia Reichiana:

Taiji o algo similar…

En uno de sus libros sobre su aprendizaje con Zheng Manzhing, hablando de la gentleness (el equivalente español – no encuentro traducción – sería “suavidad,” o “ delicadeza” ) del Profesor, Wolf Lowenthal escribe:

“Su delicadeza resonaba en aquel lugar gentle (tal vez “no-violento” sería la mejor traducción aquí) que yo había (anulado) (encapsulado) para mi vida de adulto porque temía que no era varonil. Uno de los muchos regalos que me hizo era la manera de llevarme de nuevo a la mejor parte de mi mismo.”

Hay que aceptar, incluso cultivar, el Yin: Otra de las causas del lamentable estado del mundo es la imparable expansión del Yang, del macho en todos sus aspectos. Una especie de priapismo inconsolable.

De pronto, si la economía (por ejemplo) deja de crecer, en vez de celebrar el respiro que nos da, tenemos un crisis que se llama recesión.

¿Podéis imaginar un día sin noche? ¿Un año sin invierno? ¿Una inhalación sin exhalación? La expansión desenfrenada está a punto de terminar con la pequeña parte del planeta que todavía podemos habitar. Hemos perdido el Norte – que es la dirección más Yin. Si no recuperamos el Yin, engendraremos pestilencia y reventaremos.

Y yo, entre ( ), tengo por lo menos una cosa en común con Brecht (además de no ser creyente): la influencia bíblica.

Os refiero por tanto, a Juan, 8, 1 -11.

*******************************************************************

(1)

Serious sport has nothing to do with fair play. It is bound up with hatred, jealousy, boastfulness, disregard of all rules and sadistic pleasure in witnessing violence. In other words, it is war minus the shooting. -George Orwell.El deporte serio no tiene nada que ver con el “juego limpio”. Está vinculado al odio, a  los celos, a la chulería, al menosprecio de todas las reglas y a un placer sádico al contemplar violencia. En otras palabras, es la guerra sin los disparos.

 


******************************************************************************

(2)

LA EXPLOTACIÓN DEL TRABAJO AJENO

Sin entrar en teoría, que sea mafiosa, marxista, neo-liberal, laissez faire o cristiana, sólo puedo deducir que alguien que explota a otro ser carece de empatía, no necesariamente porque se ha convertido en androide sino – y es los más probable y también lo más grave – porque ha conseguido matar esta emoción dentro de él mismo, utilizando justificaciones casuísticas genéticas,de sexo, de clase, de raza, religiosas, académicas, “económicas” y/o de puro y cínico egoísmo. Ha vendido su alma. Es un mutilado moral. ¿Qué más se puede decir de este motor de la economía?….

(3)

El experimento de Milgram: Un acercamiento a la tortura

En 1963 un profesor de psicología de la Universidad de Yale comenzó a desarrollar una serie de pruebas experimentales con el fin de determinar el nivel de obediencia en una persona cuando esta obediencia entra en directo conflicto con sus valores morales y humanos. Tras una larga serie de experimentos que dejaron atónitos a todos, ya que los resultados eran realmente inesperados, Milgram publicó en 1974 su obra: Obedience to Authority: An Experimental View -Obediencia a la Autoridad: Una Visión Experimental- en la que exponía con lujo de detalles lo acontecido. El primer experimento de la serie transcurrió en la Universidad de Yale. Con el fin de reclutar individuos de prueba se realizó una solicitada en un periódico local, buscando personas de cualquier tipo y sin requerimiento previo alguno. Como recompensa se ofrecía una cierta cantidad de dinero y solo se debía participar en un simple experimento. Al aviso acudieron varias personas de distintos niveles, desde cuasi analfabetos hasta doctorados. Una vez en el lugar donde transcurriría la experimentación las personas, las cuales entraban individualmente y no en grupo, eran saludadas por el líder del proyecto el cual las introducía a otra persona, un actor cómplice al experimento, como si éste fuera un participante más con el que harían juntos la prueba. Acto seguido les comunicaba que el experimento se basaría en estudiar el aprendizaje bajo castigo y presión indicándoles que uno tomaría el rol de “maestro” y el otro el de “alumno”. Por supuesto la prueba estaba arreglada para que al actor siempre le toque el puesto de “alumno” y a la persona el de “maestro”. A causa de esto la persona creía que era en el “alumno” en el que se realizaba el experimento e ignoraban que en realidad serían ellos utilizadas como conejillo de indias. Luego de repartir los roles eran separados en dos habitaciones diferentes, donde podían oírse pero no verse. Tras esto, al “maestro” se le daba un shock de 45 voltios indicándoles que esa sería la graduación más baja que el “alumno” recibiría, y que con cada respuesta errada el voltaje iría aumentando. Al iniciar el test las respuestas estaban estratégicamente ubicadas para estar equivocadas cuando fuera necesario, por lo que el voltaje, y por ende el dolor del “alumno”, se incrementaría gradualmente. En la etapa final el alumno no sólo gemiría y golpearía las paredes del dolor, sino que además comunicaría sus problemas cardíacos.

 El resultado:

De los 14 especialistas a los que Milgram había pedido un ensayo sobre que esperar en las reacciones de los individuos, todos, unánimemente, establecieron que sólo un 1.2% de los estudiados presentaría una conducta lo suficientemente sádica como para llegar al final del test. Sin embargo, la realidad fue mucho más espeluznante: de las personas en las que se realizó el experimento un 60%, a pesar del llanto y los pedidos de clemencia de la víctima, llegaron a aplicar el shock final de 450 voltios. Curiosamente, la gran mayoría de los que llegaron al final lo hicieron bajo una inmensa presión y un gran dolor interno, muchos presionaban el botón temblando y algunos otros incluso se largaron en lágrimas mientras hacían las preguntas. Sin embargo, muy pocos se negaron a no obedecer. El experimento fue variando y siendo repetido decenas de veces a lo largo de los años. En todos los casos el resultado fue muy similar.

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: