La linterna de Diógenes

ASCO E INDIGNACIÓN… INDIGNACIÓN Y ASCO

Posted in Uncategorized by lalinternadediogenes on febrero 25, 2009

No sigo con mucha asiduidad las llamadas “noticias”.

Son un relato interminable y repetitivo de mentiras y semi-verdades sobre:

Catástrofes (sobre todo si afectan a blancos: un accidente de avióneta en EEUU vale por tres hundimientos de barcos en Bangla Desh).

Terrorismo, inmigración y pandemias (se cuentan juntos, para que veamos la conexión y así no perdamos la sensación de ser amenazados, lo que nos inculca obediencia y sumisión hacia las autoridades que nos protejan)

Guerras (que se narran como partidos de fútbol.)

Partidos de fútbol que se narran como guerras)

Chanchullos políticos (¿queda todavía algo para vender?)

Debates parlamentarios (los falsos problemas de la democracia que no lo es)

Los derechos humanas en China (¡aléjate, que tiznes!)

Crímenes (sexuales si posible)

Medicinas milagrosas (el SIDA está ya muy visto… pero los genes están de moda y los científicos (se llaman así) piden – y reciben – fondos…)

Las hazañas del Presidente Obama, (el hipnotizador de los sueños americanos, subamericanos en nuestro caso,  quien será pronto dueño de un perro de agua portugués – supongo que se llama así y no español, para evitar cualquier posible asociación con el Sr. Aznar…)

La vida de los famosos (la vida vicaria)

El cine (esta fábrica de sueños que intenta hacer que lo cotidiano sea menos intolerable)

La moda (que convierte los lemmings en borregos y los borregos en lemmings)

La bolsa y los mercados (donde unos parásitos juegan a los dados con los frutos del trabajo ajeno)

Anécdotas sentimentales, grotescas o – si uno aprecia este tipo de humor – graciosas (el hombre más alto del mundo… un gato con 29 años, la elefanta deprimida del zoo de Barcelona …)

¡Paciencia!… un día pronto hablaré de los zoos, estas cárceles para animales que no han hecho nada malo.

El tiempo y la programación de la televisión (en la meteorología se suelen equivocar, en la programación… jamás)

Etc. (etc)

Damit die Spiese etwas kühnes lesen.

Para que los pequeños bugueses leamos algo picante

Las noticias, tal como nos las sirven los medios de incomunicación, y cuya verdadera función es tapar y/o distorsionar lo que verdaderamente está ocurriendo, se presentan con la hipócrita mala fe que tanto le gusta a la pequeña burguesía (a la cual pertenecemos todos… o si no pertenecemos todavía, a la cual aspiramos… a menos de pertenecer a una categoría superior…).

La cantidad de basura que nos meten (nos metemos) en la cabeza, sólo es comparable con la cantidad de basura de segundo cerebro que genera la que consumimos.

Decía  …

… que como no sigo muy de cerca los detalles del parte mediático diario, me sorprendí cuando se empezó a hablar de una montería ilegal (¿Puede ser “legal” una montería?)…  en la cual había participado un ministro de nuestro gobierno soi-disant socialista y…

… el superjuez Garzón (él que se metió con Pinochet pero no se atreve con Bush ni Blair).

El hecho que su caza era furtiva, hubiera sido divertido – un furtivo caza para comer, burlando leyes sherwoodianas – si los muy repugnantes no se habían dedicado a una matanza de ciervos, para luego hacerse la foto de familia con sus víctimas.

Claro, sobran ciervos y Icona o alguien así, está encargado de la matanza selectiva que asegura el equilibrio ecológico. Vale. Pero estos prohombres (no sé cuanto cuesta participar en una montería… ni quien pagaba…) se dedicaban a matar animales por placer, compensación sexual, snobismo y, sin duda, delirio momentáneo de poder.

Para sentirse señoritos, supongo. O poder equiparase con el Caudillo….

Pensaba que la clase política y los representantes del pueblo habían encontrado su nadir absoluto cuando el lamentable Sr. Solbes criticaba a los que dejábamos propinas a los camareros.

Me equivocaba.

También había olvidado que cuando se hundió el Prestige, uno de los ministros, no me acuerdo cual (muchas veces la mente entierra los recuerdos desagradables)… Cascos, se llamaba, creo, o algo así… estaba cazando, él también…  el muy impresentable.

Es impensable que nos pueden gobernar, administrar  y juzgar, hombres que matan animales por placer, esnobismo, delirios de grandeza y – supongo – compensación sexual.

No es un ministro que debería de haber dimitido, sino todo el gobierno en pleno, la oposición y la mayoría de las minorías, y haber dejado a cualquier ama de casa (o a una cocinera, como decía Lenin) llevar el estado.

Pero mucho me temo que, mientras se matan toros al son de pasodobles y se arrojan burros y cabras desde campanarios, tendremos lo que merecemos.

Democráticamente, por supuesto.

The time will come when public opinion will no longer tolerate amusements based on the mistreatment and killing of animals. The time will come, but when? When will we reach the point that hunting, the pleasue of killing animals for sport, will be regarded as a mental aberration?
(Albert Schweitzer)

“Vendrá el día en que la opinión pública dejará de tolerar diversiones basadas en el maltrato y matanza de animales. Vendrá el día, ¿pero cuando? ¿Cuando llegaremos al punto que la caza, el pacer de matar animales por deporte, se considere como una aberración mental?”

hif19547

Este, por lo menos, tenía un poco más estilo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: