La linterna de Diógenes

LIBERACIÓN PODAL

Posted in Uncategorized by lalinternadediogenes on marzo 6, 2010

***********

Las mujeres aspiran a ser y estar, libres, emancipadas, autónomas, independientes, deseables  y autosuficientes.

Por lo menos, creo y espero que sea así…

¡Admirable! Pero… a algunas, los tacones les siguen deformando los pies… los pies a los cuerpos  y los cuerpos …

Mens sana en pedibus sanis.

***********

Para muchas personas, los tacones son eróticos.

¡Maravilloso!

¡Vivan los tacones!… Pero solamente en su contexto , que sea en el dormitorio o en lugares donde no hay que caminar mucho, ni durante mucho tiempo.

Para el disfrute consensual de todas y todos.

He who desires, but acts not, breeds pestilence, nos dice, y con mucha razón, William Blake.

Todo lo que causa un estímulo placentero, no hace daño ni ofende a nadie, es encomendable.

¡Mejor un pacífico pecador que un soldado violador,

un fornicador feliz que un puritano amargado!

*********

Pero…  ¿Tacones todo el día? ¿Yendo y viniendo del trabajo? ¿Haciendo las compras? ¿En el trabajo? ¿En bares y restaurantes? ¿En el coche?  ¿En la moto? ¿Haciendo las tareas de la casa?

Algunos hombres  encuentran placer vistiéndose con ropa de mujer (con tacones, claro) pero no pasan, por lo menos espero,  el día entero, o la noche,  calzados así.

De toda la historia de la humanidad (o de la  inhumanidad, según el punto de vista…)  se han llevado trabas que impiden el trabajo manual, como señal de pertenecer a una raza o a una clase social  alta que necesita sirvientes.

Pies vendados,

uñas largas, corsés, cortes extravagantes de cabello,

polizones, miriñaques… y tacones.

¡Ups!

¿Qué representan los tacones, hoy en día?

¿Clasismo? ¿Racismo?

Lo dudo.

¿Porqué entonces seguir llevando tacones?

Sólo lo podemos adivinar…

¿Formaran parte de un disfraz profesional de ejecutivas, mujeres de carrera, como las corbatas de los hombres que trabajan sentados y administran finanzas?

¿Se sienten las mujeres como princesas deseadas y admiradas cuando llevan tacones? ¿Se sienten jefas porque son más altas? ¿Se sienten como personajes de fotonovela? ¿Se sienten más seguras porque siguen la moda?

Puede ser.

Pues, muy bien. ¿Y porqué no?

A todos no hace falta un chute de algo de vez en cuando para poder soñar, gozar  y consolarnos… pero no todo el día, día tras día.

Bastante crudo lo tienen las mujeres, sin imponerse tacones.

Todo lo que hacía Fred Astaire, lo hacía Ginger Rogers, pero hacia atrás y con tacones… ( Faith Whittlesey dixit.)

Cierto es que las mujeres que llevan tacones durante muchas horas, suelen ser sedentarias y trabajar, si trabajan, bajo techo (el trabajo manual en el exterior con tacones, resulta algo difícil;  pocos albañiles, pocos campesinas/os  se ven trabajando con tacones, sean cuales sean sus gustos sartoriales o sexuales.)

Los tacones son – o pretenden ser – de clase media (y alta…).  En el nuevo 1984 que estamos viviendo, donde se quiere poseer las almas consumadoras de la clase media, los neo-proles, Lumpen e inmigrantes, que trabajan para conseguir sus pobres sucedáneos de opulencia, cogen el autobús, caminan y trabajan… con zapatos planos.

La fibromiálgia se caracteriza por dolores que no son fijos sino cambian de locus dolendi sin razón aparente, Como el viento. Es el Bi errante. La Vesícula Biliar.

La fibromiálgia (“dolor en la fibra de los músculos”) se da mayoritariamente en mujeres sedentarias,  estresadas,  informatizadas, frustradas, a menudo mal amadas y incorrectamente alimentadas (y probablemente peor calzadas.) Muchos signos que apuntan a la Vesícula…

Las trabajadoras manuales padecen otros males… cuestión de clase.

Por algo será….

********

¿Representan los tacones un  standing social?

Pues, mira…. puede ser… cada uno tiene su idea de lo que puede ser el standing.

Los tacones, a través de los siglos, se han asociado con las mujeres de la vida. (¡Extraña expresión!)

Concubinas  chinas, odaliscas turcas

(se dice que se les obligaba a llevar tacones para impedir fugas del harén).

Cada año en Kyoto las geishas desfilan por las calles con getas tan altas que apenas pueden andar, lo que al varón japonés, le resulta extraordinariamente erótico

Las mujeres “de la vida” de nuestro entorno suelen llevar tacones, ellas también…

¿Standing en vez de walking?

(No hay nada como un malísimo juego de palabras.)

************

Es asombroso lo que una mujer sea capaz de hacer en nombre de la moda, de la belleza o de la sexualidad…  o para no sentirse menos. ¿Quien sabe?… (1)

Desde muchos puntos de vista, es de agradecer.

http://www.youtube.com/watch?v=YT24GhXtMPk

Se puede deducir que los tacones son una declaración de feminidad, que por el modo sexy de andar que imponen,  empujando los pechos hacia delante, pueden deleitar tanto a mujeres como a hombres, además de a la persona que va así calzada.

Todo lo que provoque un estímulo placentero sin dañar, repito,  es deseable. Incluso socialmente beneficioso. Necesario, diría yo. Para evitar conflictos y guerras.

Pero, los tacones dañan a los pies,  y los pies a su vez…

*******************

Además…

… Los tacones son ruidosos.

!CLAKCLAKCLIKITICLAK:  “aquí estoy yo!”.

Poco hay que haga más ruido por la mañana temprano, que una mujer andando  por la calle con tacones, con el cigarro encendido en la mano y la mirada hostil.

Pocas cosas  hay peores que vivir debajo de alguien que nunca se quita los tacones y camina interminablemente por el piso.

También he conocido a desafortunados que vivían debajo de bailarines flamenco…

**************

Para saber más sobre los tacones se puede consultar:

http://www.randomhistory.com/1-50/036heels.html

Donde hay una historia resumida de los tacones.

En ella se aprenden muchas cosas anecdóticas curiosas:

Cathérine de Médicis introdujo los tacones porque era bajita…

Louis XIV como buen déspota, tenía que ser el más alto de su corte… por medio de tacones… y, según parece, una tarima:


Bloody Mary, la Stuart quemadora de protestantes, otra bajita, llevaba tacones…  y tenía terribles problemas hormonales, además de los políticos…

Durante la Revolución francesa los tacones desaparecieron… Liberté, Égalité, Sororité

Marie-Antoinette fue guillotinada llevando unos tacones de dos pulgadas…

Napoleón, el prototipo del despotismo revolucionario occidental,  los prohibió por anti-igualitarios…

La colonia de Puritanos de Massachusetts aprobó una ley prohibiendo a las mujeres llevar tacones para atrapar (ensnare) a los hombres, so pena de ser juzgadas como brujas.

Abro una  (

A los americanos les encanta la caza de brujas…

La Letra Escarlata…

… Macarthy… Polanski… aborcionistas…

Y ahora la deplorable historia de Tiger Woods.

¿A quien le puede importar que un deportista le ponga los cuernos a su mujer?

¿Incluso si es blanca?

La censura de los fabricantes de bebidas, ropa para deportistas y  coches automóviles, ha sido sin embargo, fulminante. Los consumidores no compran productos promocionado por un adúltero.

Lo peor es que el desgraciado Woods, en vez de mandarles a todos a tomar por culo, ha confesado públicamente y pedido perdón, en una especia de parodia democrática de una autocrítica maoista.

Habrá conseguido su absolución en dólares.

Ahora está recibiendo terapia… De que tipo no me puedo imaginar…

¡América, el Gulag más grande de la tierra… donde las víctimas creen en el sistema!…)

Cierro la ) y…

… Seguimos con la historia de los tacones:

Los tacones reapreciaron sin embargo, en la segunda mitad del siglo XIX.

Desde entonces y a pesar de las sufragistas y de las feministas modernas, que les interpretaban como una manera de reificar a la mujer, los tacones han prosperado. Gracias a las mujeres… y a las manipulaciones de los industriales, dictadores de la moda…

Parece que en nuestro tiempo de liberación, ciencia, derechos, leyes y igualdad, las cosas no han cambiado mucho. Hay una minoría de mujeres de clase media (y alta…) que se calza inteligentemente; pero muchas  parece enganchadas a sus tacones. Más media (y alta…): más enganchada.

Crunch, una cadena de gimnasios que se extiende por todos los EEUU, ofrece clases “Fuerza Stiletto” de 45 minutos, para fortalecer las piernas y gemelos de la mujeres altitaconadas…

http://www.msnbc.msn.com/id/10911287/

(Digno de los Monty Python.)

*************

¿Mortificación placentero? ¿Declaración de Independencia feminista? O las dos cosas a la vez  y, sin duda, muchas más.

Cada uno es libre, aquí por lo menos, y hasta cierto punto, claro.

(¿Existe algún estudio sobre el efecto de la burka sobre la vista. las cervicales,  la respiración, el comportamiento? )

¿Quien se atrevería a prohibir a las mujeres mutilar sus propios pies?

Ni siquiera los franceses…  los tacones no son un símbolo religioso…

************

PERO, ¡OJO!

¡LOS TACONES SON DAÑINOS!

Es innegable. Mirad:

Reflexología podal:

Subiéndose en los tacones, se provoca una lordosis. Esta lordosis comprime los riñones. Las suprarrenales necesitan estar relajadas para que la sangre circule, de lo contrario se crea estrés, (híper)tensión, etc.

Los tacones echan las nalgas hacia atrás a la vez que empujan el tórax hacia delante. Muy sexy. Pero provocan así, no solamente el interés erótico sino también una indeseable tensión en la región del corazón, la sede de las emociones.

La planta del pìe, los talones, las rodillas, todos son – energéticamente hablando – del dominio del Riñón (chino).

En los dedos del pie terminan y/o empiezan los meridianos (canales) del Bazo,  del Hígado, de Estómago, de la Vesícula y de la Vejiga. El canal del Riñón empieza en la planta del pie.

Sangre, hormonas, digestión, fotofobia, tendones y ligamentos, columna, médula, sistema genitourinario, niveles de azúcar en sangre, patrimonio genético, libido, congestión pélvica, neurosis, osteoporosis… Hay tantas cosas implicadas…

Como se dice en la propaganda de las agencias de viaje:

Un largo viaje empieza con un solo paso.

Una cosa es jugar a la sumisión,la dominación, la provocación, el éxito en las jerarquías burocráticas o lo que sea, otra es abusar del propio cuerpo en la llamada “vida real”.

Mejor guardar los tacones  para la alcoba y los grandes momentos de placer, las ocasiones sociales y las manifestaciones del Orgullo Gay… y durante el resto del tiempo, dejar los pies, piernas y lumbares funcionar con naturalidad.

Cuerpo no tenemos más que uno. Hay que cuidarlo. No se puede cambiar de envoltura como de coche, de vivienda…  o de zapatos.

(1) Sólo serían comparables, las cosas que  los hombres somos capaces de hacer para podernos emborrachar.

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. FERLIOT said, on junio 29, 2010 at 1:03 am

    ERES UN PENDEJO! A TI QUE CARAJOS TE IMPORTA SI UNA MUJER QUIERE USAR TACONES, BIEN QUE DICES Y REPITES COMO PAJARRACO QUE LO USAN POR RACISMO PERO BIEN QUE TU DE SEGURO TE EXITAS COMO LA CHINGADA CUANDO VES A UNA PUTA O A UNA MUJER EN LA CALLE CON TACONES NO PENDEJO?! VETE MUY A LA CHINGADA Y A TI NO ENTIENDO PORQUE TIENES TANTOS TRAUMAS CON LOS TACONES! PINCHE FENOMENO!! FUCK YOU ASS HOLE!!

    • lalinternadediogenes said, on junio 29, 2010 at 6:07 am

      Gracias amigo Ferliot, por haberte molestado en comentar esta entrada. Siempre es una satisfacción tener la opinión de un lector, sobre todo cuando su comentario revela tanto sobre él mismo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: