La linterna de Diógenes

LOS GRILLETES DE LA MENTE

Posted in Uncategorized by lalinternadediogenes on marzo 27, 2012

 

 

 … Y PLATÓN INVENTÓ LA TELE…

 

 ¿Qué  posible explicación puede tener nuestro lamentable comportamiento?

¿Y sus desastrosas consecuencias?

Faber est suae quisque fortunae.

Eso era antes…

… Cuando todavía existía la noción de libre albedrío… (un residuo tan feudal como el habeas corpus)… o las buenas modales…

Hoy tenemos nuevas Moiras.

Ya no podemos desafiar nuestro Destino, ni con suerte, ni con trabajo lo podemos cambiar.

Las Moiras, las tenemos metidas en la cabeza .

Mind-forged manacles…  Grilletes fraguados por la mente.

Nota (1)

 

********************************************

¿Qué es lo que nos pasa a todos?

Será que nuestras pequeñas y anticuadas mentes ya no pueden con el  incesante bombardeo de información superflua … (a la cual estamos siendo sometidos) … (a la cual nos sometemos) … (a la cual se nos están sometiendo) … (a la cual somos ya adictos)…

Las mentes  ya no pueden.

La memoria, según Bergson, tiene como una de sus principales funciones, eliminar toda información inútil .

LA FORME N’EST QU’UN INSTANTANÉ PRIS SUR LA TRANSITION 

 

Nuestros cerebros son de modelo antiguo, tipo 1.800, o, en el  los casos más modernos, del modelo de 1.913.

No pueden con todo la  basura acumulada de los siglos XX y XXI.

El vinagre nuevo está disolviendo los odres obsolescentes.

Nuestras mentes, como las depuradoras de la Ría de Huelva, están atascadas, pestilentes, contaminantes, nosogénicas.

La mayor parte de –  cuando no toda –  la información que llega a nuestra consciencia (sin mencionar la subliminal que suministra el neuromarketing) es tendenciosa, contradictoria y a menudo totalmente falsa… o en el mejor de los casos, ambigua.

Neolengua + doblepensar = comportamientolemming.

LAPSOS  DE ATENCIÓN COMPARADOS

 

************************************************

 

V.g.

El trabajo que debería de ennoblecerle al hombre ….  destruye, casi siempre, su alma alienada.

¿Quien, hoy en día, puede ejercer  un trabajo que se remunera como sería debido, y que sea a la vez útil o, por lo menos,  ni dañino ni extenuante?

… ¿Y fijo?…

¿Quien no tiene miedo de protestar?

¿Quien entre nosotros hace un trabajo que le gusta y le llena?

(¡Suerte tienes, tío!)

 

Todos queremos tener una vivienda en propiedad …  hipotecamos nuestra juventud para luego inmovilizar nuestra vejez.

Bonitos son el estudio, la cultura, el conocimiento … se reducen a la memorización estéril de lo que ya existe en el Internet y en los libros de referencia, para presentar oposiciones…  y a unas universidades que son cualquier cosa menos universales.

Las religiones nos aportan consuelo … y nos inculcan obediencia y resignación desde la infancia.

Todas las religiones predican amor y paz … y fomentan la intolerancia y el odio.

La publicidad es el motor del comercio y de la prosperidad … ensalza desvergonzadamente la obsolescencia planificada, despierta  el anhelo compulsivo de  pacotilla innecesaria, seduce y engaña sistemáticamente a sus adictos, que sin ella no sabrían que comprar.

El derecho a la privacidad … se almacena en las minerías de datos y los archivos de los servicios secretos.

La libertad democrática … nos deja la libertad de escoger.

La libertad laboral … nos deja la libertad de ser despedidos libremente.

El neoliberalismo … un ejecicio en neosemántica.

Un poco de Orwell:

En neolengua, por ejemplo, existe la palabra “libre” pero está despojada de cualquier sentido político, solo puede usarse para expresar “libre de”, es decir, se puede usar la palabra en contextos como “el hombre está libre de caries” o “el perro está libre de piojos”; sin embargo, la frase “él es un hombre libre” carecería de sentido.

La medicina química se proclama panacea …  haciendo buenos negocios con la enfermedad, falseando informes y incitando a la yatrogenia.

Sobran y faltan alimentos en el mundo … obesidad, malnutrición, poblaciones mansas por consumir basura…  o mansas por no poder tener acceso a ella.

Hombres de negocio especulan sobre cereales y otros alimentos básicos.

 

Las ideologías preconisan paraísos en la tierra …  y terminan en guerras y gulags.

Idolatramos a nuestros líderes, cabrones Judas y otras propersonas … al final sin embargo, todos  tienen pies de arcilla.

Todos chorizos.

Con o sin picante.

La globalización que nos interconecta …   nos atomiza.

Se nos categoriza por “colectivos” … y la solidaridad se  desvanece.

Disfrutamos de todas las ventajas de la vida urbana … pero la fealdad de las ciudades sigue siendo el criterio de su ética.

MÁS ALTOS LOS EDIFICIOS, MÁS BAJA LA MORALIDAD

 

Tres industrias dominan los mercados… la venta de armas, el narcotráfico y la industria farmacéutica.

La libertad de Mercado, la mano invisible que solucionará las crisis económicas gracias a la no-interferencia por parte de gobiernos proto-comunistas …  nos dejará “un élite de banqueros e intelectuales”.

BELLUM OMNIUM CONTRA OMNES

 

Sindicatos hay, que se llaman “de clase”,   que representan y defiendan a los trabajadores … pactando con gobiernos y empresarios.

Ecología, energías alternativas limpias … contaminación, radiactividad, mareas negras.

Redes sociales … aislamiento narcisista.

Juguetes electrónicos…. onanismo no-lúdico con la cabeza agachada.

Las virtudes educativos del deporte son el respeto y el juego limpio … nacionalismo, regionalismo, violencia,  racismo, atletas dopados carnecañón, competitividad, lucro…  el capitalismo en una cáscara de nuez.

Et multa cetera.

 

********************************************

Todo esto no sería tan grave, podríamos ver claro en todo esto en todo momento, si no fuera por las trabas, los grilletes cerebrales.

Dos grilletes que nos impiden actuar y apenas proseguir mucho rato una línea de pensamiento.

Durante siglos, hasta 1.913 más o menos – 1.913 cuando un mundo estaba a punto de transformarse en 1.936 –  se ha podido discernir y resolver toda clase de contradicción y ambigüidad.

Se ha podido ver claramente la diferencia entre el bien y el mal y escoger entre ellos.

Como norma, el poder escogía el mal y el pueblo se jodía.

Pero… de vez en cuando, el pueblo…

Desde entonces sólo tenemos un bodrio en aumento, una confusión de pesadilla que ha pasado por diferentes dictaduras, guerras, horrores y crueldades para llegar a lo que estamos teniendo ahora.

Ya no se sabe quien es quien.

Los reaccionarios se llaman de pronto Populares …  los de la clase ex-obrera aspiran a ser pequeños burgueses.

Todo el mundo se puede enterar de todo lo que está pasando allí fuera … pero la incoherencia es total.

Y paralizante.

Las mentes se acolchonan.

Las mentes no nos dejan actuar.

Saltan de un tema a otro sin poder resolver nada.

Como las noticias con las cuales nos acosan  las televisiones, 24/7.

Salpicadas de publicidad.

La manipulación por los intermediarios llamados de comunicación, que obedecen a  los intereses  de los Mercados, de las empresas, de los gobiernos, de los Bilderberg,  es por tanto, más que fácil.

Y rentable…

Cada día hay más fuentes de información: televisión, radio, cine, móviles, Internet, Facebook, Twitter…

Y más artefactos litio/coltan para recibirla.

Nadie tiene tiempo para ver, ni mucho menos asimilar, todo aquello.

Es demasiado.

Un empachón.

Las mentes se cansan… no logran eliminar toxinas… buscan soluciones fáciles.

Fáciles entonces son de manipular…

¡Omeprazol mental!

¿Cómo se puede pensar, ni mucho menos rebelarse, si la mente de uno se porta como un caleidoscopio?

 

*********************************************

¿Y cuales son estas dos grilletes?

APC y PAH.

¿ Pueden  estas horribles siglas, explicar de alguna manera nuestro  lamentable comportamiento y sus desastrosas consecuencias?

Tal vez.

Primero la APC.

La Atención Parcial Continua, tal como la describe Linda Stone.

Hay sobrecarga de información.

No queremos perdernos nada.

Hacemos multitracking: bajamos muchos programas a la vez  sin terminar de aplicar ninguno… cazamos una multitud de liebres sin poder coger ninguno.

Padecemos una sobrestimulación que causa insatisfacción, sentido de impotencia, ineficacia…  y, según dice,  estrés hormonal.

El estrés hormonal afectaría a la norepinefrina y al cortisol. Bloquearía la dopamina y  la serotonina.

Nos tienen que recetar  sedantes y anti-depresivos.

Como a los niños hiperactivos que hay que dopar para que estén quietos en clase.

La APC, va acompañada por la “apnea de los correos electrónicos”… cada nuevo estímulo, cada nueva emoción,  nos hace inhalar, y cuando el cortisol nos falta, nos asfixiamos.

El Riñón no puede recibir el aire.

¿Y el IAH?

 ¿La otra traba?

El Intervalo (o Período) de Atención Humana.

La capacidad (o no) de mantener la concentración.

A corto plazo, el intervalo es de unos 8 segundos.

El IAH sostenido puede llegar a 2o minutos seguidos.

(¿Será  por esto que se llamó 20 MINUTOS al periódico gratuito?)

Luego, para volver a funcionar, la mente necesita un cambio de foco de interés, o un descanso.

El estrés, el ruido, el cansancio y el hambre merman el IAH.

Los internautas, cuando surfean, tienen un intervalo de un minuto por página web.

No es sorprendente entonces, que nadie puede pensar con claridad y coherencia.

Y encima, nuestras memorias se dedican a eliminar lo que no les parece útil…

No tenemos las capacidades mentales de por ejemplo:

¿Soluciones?

O bien desintoxicarnos de tanta informática información, entablando una Jihad Butleriana – cosa nada fácil…

… o empezar a expresarnos con concetti…

(2)

… y Haikus.

Lo que implicaría devolverles su sentido a las palabras…  y las palabras a su significado.

Devolverle el sema a la semántica.

¡Todo un desafío!

 

***************************************

 

Otra cosa:

No sé hasta que punto los asuntos humanos se reflejan en el clima… o hasta que punto la meteorología influye sobre los asuntos humanos.

Después de las elecciones del 20N, empezó una pertinaz sequía acompañada de frío anormal.

Ahora, a partir del 29M, el pronóstico del tiempo es de varios días de lluvia con temperaturas benignas.

¿Habrá empezado a dudar de su legitimidad,  el Mandato del Cielo?

 

*****************************************

 

NOTA 

(1)

Cuando yo era pequeño me encantaban los circos,y lo que más me gustaba de ellos eran los animales. Me llamaba especialmente la atención el elefante que, como más tarde supe era también el animal preferido de otros niños. Durante la función,la enorme bestía hacía gala de un tamaño, un peso y una fuerza descomunales… Pero despuésde la actuación y hasta poco antes de volver al escenario,el elefante siempre permanecía atado a una pequeña estaca clavada en el suelo con una cadena que aprisionaba sus patas.

Sin embargo,la estaca era sólo un minúsculo pedazo de madera apenas enterrado unos centímetros en el suelo. Y aunque la madera era gruesa y poderosa, me parecía obvio que un animal capaz de arrancar un árbol de cuajo con su fuerza, podría liberarse con facilidad de la estaca y huir.

El misterio sigue pareciéndome evidente.
¿Qué lo sujeta entonces?.
¿Por qué no huye?.
Cuando era niño, yo todavía confiaba en la sabiduría de los mayores. Pregunté entonces por el misterio del elefante… Alguno de ellos me explicó que el elefante no huía porque estaba amaestrado.

Hice entonces la pregunta obvia: “Si está amaestrado, ¿por qué lo encadenan?”.
No recuerdo haber recibido ninguna respuesta coherente.
Con el tiempo, me olvidé del misterio del elefante y la estaca…
Hace algunos años, descubrí que, por suerte para mí, alguien había sido lo suficientemente sabio como para encontrar la respuesta:

“El elefante del circo no escapa porque ha estado atado a una estaca parecida desde que era muy, muy pequeño”.

Cerré los ojos e imaginé al indefenso elefante recién nacido sujeto a la estaca. Estoy seguro de que, en aquel momento el elefantito empujó, tiró y sudó tratando de soltarse. Y, a pesar de sus esfuerzos, no lo consiguió, porque aquella estaca era demasiado dura para él.
Imaginé que se dormía agotado y al día siguiente lo volvía a intentar, y al otro día y al otro… Hasta que,un día, un día terrible para su historia, el animal aceptó su impotencia y se resignó a su destino.

Ese elefante enorme y poderoso que vemos en el circo no escapa, porque, pobre, cree que no puede.

Tiene grabado el recuerdo de la impotencia que sintió poco después de nacer.
Y lo peor es que jamás se ha vuelto a cuestionar seriamente ese recuerdo.
Jamás, jamás intentó volver a poner a prueba su fuerza.

Todos somos un poco como el elefante del circo: vamos por el mundo atados a cientos de estacas que nos restan libertad.

Vivimos pensando que “no podemos” hacer montones de cosas, simplemente porque una vez, hace tiempo lo intentamos y no lo conseguimos.
Hicimos entonces lo mismo que el elefante, y grabamos en nuestra memoria este mensaje: No puedo,no puedo y nunca podré.

Hemos crecido llevando este mensaje que nos impusimos a nosotros mismos y por eso nunca más volvimos a intentar liberarnos de la estaca.

Cuando, a veces, sentimos los grilletes y hacemos sonar las cadenas, miramos de reojo la estaca y pensamos:”No puedo y nunca podré”.

Ésto es lo que te pasa, vives condicionado por el recuerdo de una persona que ya no existe en tí, que no pudo.

Tu única manera de saber si puedes es intentarlo de nuevo poniendo en ello todo tu corazón…¡¡¡Todo tu corazón!!!.

JORGE BUCAY.

 

(2)

 LA PULGA

Mira esta pulga, y mira cuán pequeño
es el favor que tú, cruel, me rehúsas;
me picó a mí primero; luego, a ti.
Y en esta pulga tu sangre y la mía
se han confundido; ¿puede declararse
que hay en tal hecho pecado, vergüenza,
o pérdida de la virginidad?
Pero este insecto disfruta,
sin matrimonio, y el muy consentido
con nuestras sangres se atiborra. En cambio
tal cosa no se nos es permitida a nosotros.

Detente, no la mates salva nuestras
tres vidas perdonando a este insectillo,
en quien nosotros casi nos casamos:
sirva esta pulga de lecho nupcial, sea templo
de nuestras bodas, por mucho que gruñan
tus padres y tú, ya ha sido consumado
adentro de este insecto nuestra unión.
Por más que matarme, mi amor, acostumbres,
no añadas suicidio a ese crimen,
ni sacrilegio, tres faltas en una.

Cruel, despiadada, ¿has manchado tus manos
con sangre inocente? ¿Qué culpa
puede esta pulga haber tenido, excepto
la gota que sustrajo de tus venas?
Pero sobreviviste al robo, y me señalas
que tú ni yo menos vivos estamos;
ello es verdad: ¿no te parece entonces
que falsos son tus miedos?, si te entregas
a mí tanto honor perderás como vida
con la picada de pulga perdiste.

 

***********************************

 

Y si todo lo demás falla, nos queda un consuelo:

 

 http://www.directoacasa.tv/producto.php?id=293

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: