La linterna de Diógenes

CABALLOS, PONYGIRLS , ELEFANTES Y REYES

Posted in Uncategorized by lalinternadediogenes on abril 21, 2012

 

Una cosa es obvia: al poder (por llamar de forma genérica al conjunto de nuestros amos)… al poder no le interesa en absoluto, ni la calidad ni la eficacia del trabajo. Ni siquiera lo que se produce.

Y al poder,  el trabajador le interesa menos todavía.

Lucrarse y  poder controlar la vida cotidiana de los “productores”, son los únicos criterios reales de las relaciones laborales.

 ¡Ni bella factura, ni durabilidad,  ni realización personal!

 ¡No interesan!

Al contrario.

Más horas se trabaja, más años se pasa trabajando, peor se rinde y peor resulta el producto final.

(El lujo sí se porta bien… pero esto es otra historia.

La “élite de banqueros e intelectuales” se forra y los currantes agachan la cabeza, consumen y se callan.)

Tener a la gente todo el día sacrificandose en sus “puestos de trabajo”, aumenta la ineficacia, la confusión mental, la frustración, el aburrimiento, la destrucción sistemática de sus almas … y baja por supuesto la calidad del trabajo.

… Pero es rentable (horrible palabra) ya que lo que se produce o se importa, gracias a la publicidad, se logra siempre vender …  no hay otra cosa en las tiendas salvo los artículos de lujo (fuera de precio) reservados para los oligarcas.

A la fuerza hay que consumir basura, aún que sea  tóxica, mal hecha y con obsolescencia programada garantizada.

Pero no es lo importante.

Esto es lo importante:

El exceso de trabajo (inútil, nefasto, monótono) produce parálisis cerebral en el “productor”, impidiendo que tenga tiempo para cualquier actividad regenerativa: lo convierte en un frustrado, un impotente, un aprensivo receptor de poco pan y muchos circos.

Y un consumidor compulsivo.

Adicto.

Lo cretiniza.

En combinación con la escolarización pública (o peor, la privada…)

la alimentación empobrecida, la contaminación ambiental, los intermediarios de comunicación, la usura institucionalizada, el miedo al paro, los minijobs, los medicamentos químicos y los laberintos informáticos, el exceso de trabajo alienado anula cualquier posibilidad de rebelión.

Anula cualquier capacidad para pensar con claridad…. y mucho menos para actuar…

Mansedumbre laboral, docilidad social.

Lo que explica porque los Empresarios, los Estados y los Mercados exigen tantas interminables e improductivas horas de presencia y actividad repetitiva…  hasta la senectud.

El trabajo alienado es una lobotomía..

 ********************************************************

Entre el domo y explotación de los trabajadores y el domo y explotación de los equinos, no hay más que un paso…  y como acabo de decir una vez más lo que todo el mundo ya sabe, os invito a …

 … un fragmento de mi (anti-)filósofo preferido:

Los caballos tienen cascos para caminar sobre la escarcha y la nieve; pelo para protegerse contra el frío y los vientos. Comen hierba y beben agua, brincan en el campo: tal es la naturaleza de los caballos. Las mansiones palaciegas no sirven para ellos.

Un día apareció Po-Lo, diciendo:

– Yo sé amaestrar caballos.

Entonces los marca con un hierro caliente y los esquila las crines, les corta las pezuñas y les pone bridas, los amarra por la cabeza y los ata los pies, separándolos en establos: resultando que, de cada diez, dos o tres morían. Los guarda encerrados, hambrientos. y sedientos, o los hace trotar y galopar: los rastrilla y cepilla en la cabeza; el dolor de los arreos y las borlas de los adornos, y detrás la constante amenaza del látigo. hasta que más de la mitad caen muertos.

El alfarero dice:

– Yo puedo hacer lo que quiero con el lodo: si quiero hacerlo redondo uso el compás: si rectangular, la escuadra.

El carpintero dice:

– Yo puedo hacer lo que quiero con la madera; si quiero hacerla curva, uso el arco: si rectangular la escuadra.

¿Pero por qué razones podemos pensar que el lodo y la madera desean estas aplicaciones de compases y escuadras, de arcos y reglas?

No obstante, cada época elogia a Po-Lo por sus habilidades en la doma de los caballos; a los alfareros y carpinteros, por sus trabajos en el barro y la madera.

Analizo ahora el gobierno del Imperio desde un punto de vista completamente opuesto. El pueblo tiene ciertos naturales instintos: teje sus trajes él mismo, ara la tierra por sí mismo.

Esto es común a toda la Humanidad y todos estamos de acuerdo sobre que así es.

Estos instintos son llamados dones del cielo; y así, por los días en que los instintos naturales prevalecían, el hombre se moría tranquilamente y se miraba sin inquietud.

En aquella época, en que nosotros no teníamos caminos que atravesasen las montañas, ni barcos, ni puentes sobre el agua.

Todo esto lo hemos producido nosotros, cada uno por sí y en su propia esfera.

Los pájaros y los animales se multiplican; los árboles y los arbustos crecen. Los primeros venían a nuestras manos y vosotros podíais subir a los árboles y ver en el nido al cuervo. Porque toda la creación era una, con pájaros y animales.

En la que no había distinción entre el hombre bueno y el malo. Desconociendo todos la virtud, no podían confundirse. No teniendo, igualmente, ningún deseo malo, se encontraban en un estado de integridad natural de la perfección de la existencia humana.

Cuando aparecieron los sabios, pusieron la zancadilla a las gentes al hablarles de la caridad, encadenándolos con la idea del amor al prójimo; la duda hizo su entrada en el mundo.

Entonces, la exageración extrema del entusiasmo por la música y los remilgos por la etiqueta hicieron que el Imperio llegara a dividirse contra sí mismo. 

Ásí Zhuang Zi. (Capítulo IX).

************************************************************

Y no hay más que un paso pequeño del domo y explotación de trabajadores y caballos al erotismo sado-masoquista …

 

… entre la parafernalia que se utiliza para el domo y explotación de los  equinos, encontramos :

Sillas. Collerones. Pecheras, Bozales barrigueras. Cabezadas. Rastrillos. Bridones mordaza. Bridas. Fustas. Marcas. Toda clase de látigo. Muserolas. Maneas.

Y muchas más inventos para atar y domar…

Del trato cruel y dominador que se les da a los caballos sólo hay un paso a los juegos eróticos, como, por ejemplo, el equus eroticus:

O las ponygirls

Con sus puestos de trabajo también, ellas:

Cosas  que me parece estupendas entre consenting adults (una expresión que se traduce al español de una manera típicamente poco imaginativa,  por “mayores de edad”…  la idea de “consentir” a los placeres de las relaciones homosexulales, transvestistas o sado-masoquistas está, curiosamente,  ausente.)

“He who desires but acts not, breeds pestilence”  “El que desea pero no actua, engendra pestilencia”

“Mejor disfrutar lúdicamente las regiones tabú del sexo y del amor (entre consenting adults, que conste) …

… que padecer los horrores que puede engendrar la frustración”:

 

 

**************************************************************

Y, ya que no hay más que un pasito entre el sado-masoquismo y el domo y explotación de caballos y trabajadores, y como hay muchos frustrados allí fuera  engendrando pestilencia, no nos queda más que otro pequeñísimo pasito que dar para llegar a la tortura y matanza de animales.

(Preludio a la tortura y matanza de seres humanos.)

No, no voy a volver a hablar de las corridas de toros, ni de los zoos, ni de la vivisección, ni siquiera de las monterías que disfruta Nimrod Garzón.

Esta vez, no.

Sólo haré mención de los cazadores de caza mayor (big game)… mayores de edad…  pero sin el consentimiento de sus víctimas.

(Es notable, entre paréntesis, que hay que ir a África para disfrutar matando animales grandes y vistosos.

Al igual que el mal, grande y vistoso, que ha hecho,  y sigue haciendo tan a gusto, el hombre blanco en el Continente Negro.)

En el Primer (sic) Mundo la consigna es otra:

**********************************************************

Juan Arias, un periodista, filólogo y escritor católico, nos informa en un artículo de admirable sutileza (1), de los precios que cita la Agencia de Viajes del Corte Inglés (2), por matar a diferentes animales, en safari, en África:

Un elefantito: 9.000€

Un elefante adulto: hasta 70.000€

Una jirafa: 2,200€

Un babuino: 350€

Leones: según sexo y tamaño.

Y ahora sale a la luz que su Majestad el Rey, Monarca que encarna y simboliza  todas las Virtudes de la Nación, representa a 47.5 millones de súbditos y  concentra en su Persona la Quintaesencia de la Patria, ha ido repetidas veces a África a matar animales.(3)

La última vez, la de la cadera, invitado por un empresario Saudi.

LA PESTE BORBÓNICA

The time will come when public opinion will no longer tolerate amusements based on the mistreatment and killing of animals. The time will come, but when? When will we reach the point that hunting, the pleasure of killing animals for sport, will be regarded as a mental aberration?
(Albert Schweitzer)

“Vendrá el día en que la opinión pública dejará de tolerar diversiones basadas en el maltrato y matanza de animales. Vendrá el día, ¿pero cuando? ¿Cuando llegaremos al punto que la caza, el placer de matar animales por deporte, se considere como una aberración mental?”

Eso… ¿Cuando?

************************************************************

(1) (http://blogs.elpais.com/vientos-de-brasil/2012/04/carta-de-un-elefante-al-rey-de-espana-.html)

(2) La aritmética de este emporio es algo idiosincrático… O tal vez, sobornando la teoría de la Relatividad ¿habrá conseguido contraer el tiempo?

22 – 7 = 15. ¡Es asombroso lo que puede hacer el dinero!

(3) http://politica.elpais.com/politica/2012/04/17/actualidad/1334654901_063740.html

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Joan Marrugat - Barcelona said, on abril 21, 2012 at 9:19 pm

    a) en general este post me gusta; rozas un tema muy vigente

    b) los súbditos del monarCa Cazador somos 47,5 millones y no 36

    c) dices: “Vendrá el día en que la opinión pública dejará de tolerar diversiones basadas en el maltrato y matanza de animales”… vendrá?

    d) preguntas de manera retórica “¿Cuando llegaremos al punto que la caza, el placer de matar animales por deporte, se considere como una aberración mental?” – resulta que en mis pagos se han prohibido las corridas de toros y a causa de ello se nos ha insultado y denostado lo indecible, afirmando que torturar una res es un bien cultural predicable en las escuelas… como se llama a eso? hipocresía? presbicia? cretinez?

    e) pienso Diógenes que unos y otros nos estamos enrollando como persianas y no llegaremos nunca a ninguna parte

    Un saludito desde BCN.

    • lalinternadediogenes said, on abril 22, 2012 at 8:45 am

      Gracias Joan… ¿Que haría yo sin ti?

      He corregido la entrada y añadido un par de imágenes

      Creo que al poner “36 millones de sujetos”, estaba contando, inconscientemente, la población de España, sin Andalucía, Cataluña ni País Vasco…

      Torturar una res o matar un elefante es, sencillamente, una perversión sexual, lo que el buen Dr Schweitzer llamaba, gentilmente, aberración mental.

      Saludos

    • lalinternadediogenes said, on abril 22, 2012 at 8:47 am

      Y las persianas… vicio de roseaux pensants…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: