La linterna de Diógenes

COCHINA ENVIDIA

Posted in Uncategorized by lalinternadediogenes on junio 12, 2012

Ningún hombre debe de juzgar a menos de preguntarse a sí  mismo con absoluta sinceridad, si en una situación similar no hubiera hecho lo mismo.

**********************************************************

Estos últimos años, mi correo electrónico ha sufrido (y sigue sufriendo) un bombardeo continuo de Powerpoints, Youtubes, reenvíos, artículos, imágenes y hasta textos académicos, denunciando todos las modalidades conocidas, desconocidas e imaginables de corrupción y engaño que abundan en España y (la mayor) parte del extranjero.

El Rey sin rumbo que mató a Dumbo,… las subvenciones que reciben los sindicatos… el nepotismo que practican sin excepción, todos los partidos políticos…  los finiquitos de los banqueros… los ingresos, mentiras y hazañas del sociópata Rajoy,… los chollos que les esperan a los prohombres que nunca dimiten…, los despilfarros estúpidos de las administraciones… los mariscos de Mercasevilla… la venta de armas… el coltan y los niños esclavos… las Iglesias y el IBI…  el rescate que resulta ser un préstamo… la lista es interminable… y viene adornado con chistes…

****************************************

Más altos los edificios, más baja la moralidad…

LO QUE SE VE DELANTE DE LAS TORRES JUAN CARLOS…  ¿ES EL TITANIC? ¿O LA MITRA DE UN OBISPO?

*********************************

Durante mucho tiempo, para intentar ser coherente con lo que suponía eran “ideas correctas”, me creía con la obligación moral  de reenviar todas o casi todas las protestas que recibía, a mi lista de contactos.

Luego me di cuenta que el repetir día tras día lo que todo el mundo ya sabía, por muy atroz que fuera, tenía un efecto anestesiante, inculcaba un fatalismo casi islámico y una resignación más que cristiana,  llegaba incluso a ser una especia de consuelo… Me di cuenta que reenviar todos estos relatos de horror y vergüenza no hacía más que confirmar a todo el mundo en su abyecta paciencia.

LA RESIGNACIÓN ES UN SUICIDIO COTIDIANO

Los galeotes, bajo el látigo,  maldicen, blasfeman y rezongan, y, habiéndose aliviados de esta forma, siguen bogando la galera (que no es de ellos) a rumbos (que no pueden escoger).

A partir de ahora, sólo reenviaré correos dolorosamente indignantes e intolerables…

El Ministro Morenés y sus bombas de racimo, por ejemplo…

… o avisos sobre medicina y salud, o información que puede inspirar a alguien a emprender algún tipo de acción, o por lo menos mostrarse algo menos pasivo.

Nada de lamentaciones tipo “monstruo de ojos verdes”: la envidia alimenta el servilismo.

 *******************************************

Tantas protestas no servían para nada…  al contrario…

Tal vez fuera por culpa de la envidia que despertaban.

Todo seguía igual… iba más bien a peor…

Y todos los oprimidos sabían perfectamente porque todo iba mal, incluso más bien, a peor…

Pero con excepción de unos pocos idealistas y/o desesperados…

… nadie hacía nada, aparte resignarse y consolarse con quejidos …

Si se está desmantelando el estado de bienestar es porque muchos oprimidos han elegido, democráticamente, por mayoría absoluta,  a unos expertos en demoliciones.

¿Cómo ha ocurrido esto?

No ha podido ser solamente por miedo social y laboral, no creo.

El miedo debería de tener un efecto contrario.

Tampoco creo que haya sido exclusivamente por el efecto opiacéo de repetir información deprimente, ni tampoco  por  el efecto cretinizante de la televisión, de las películas de Hollywood, de los interminables partidos de fúrbor…

… y de los juegos electrónicos…  ni tampoco de de la vida de los famosos,  la educación pública,  la educación pija,  la comida desnaturalizada, la comodidad digital,  la medicina química …

La lista es interminable…  y los lemmings nos hallamos bien enganchados.

Existe otro factor importante, tal vez fundamental, que hay que tener en cuenta: la envidia.

Me hicé la pregunta de Frankl a mí mismo y contesté, con absoluta sinceridad: muchos, casi todos, mis juicios fáciles no expresaban más que  cochina envidia.

Envidia material, envidia de poder, envidia de standing.

Gracias a la envidia se puede disfrutar vicariamente de los lujos que se permiten  los poderosos y a la vez justificar su propio pasivismo, refunfuñando.

Se puede soñar despierto y luego despertar sin sensación de culpabilidad.

***********************************************+

¿Que harías tú, citoyen,  en una posición de poder, de responsabilidad o de mando?

¿Resistirías a dar un consejito privilegiado a un colega o familiar?

¿Contratarías a tu cuñao, que es un inútil, en vez de a alguien más preparado?

¿Escogerías a un enemigo político o personal para un puesto, incluso sabiendo que sería la persona adecuada?

¿Estarías capaz de no ceder a una presión de grupo, incluso si te costara tus amistades, el aprecio de tus pares, tu puesto de trabajo o tu matrimonio?

¿Firmarías, en conocimiento de causa,  penas de muerte, como hizo Guevara,  el Che?

¿Has soñado alguna vez con que te tocara El Gordo?

¿Y con que harías con tanta pasta?

¿Quieres ser un “ganador”?

(¿O dejar de ser un perdedor?)

¿Qué madre no sacrificaría el país entero para ver triunfar a sus hijos?

¿Qué humillado no sueña con vergüenza?

¿Resistirías a la tentación de apostar en un partido o invertir en un Mercado amainado a tu favor?

¿Harías como el Barón Rothschild cuando supo antes de los demás como iba la batalla de Waterloo?

¿O jugarías limpio?

¿Te negarías a cobrar  un pelotazo inicuo?

¿Apruebas una “falta inteligente” en un partido de fúrbor?

¿Pagarías 4€ la hora a una limpiadora sin seguro?

¿Te gustaría ser obedecido, que te sirven?

¿Dejarías de comprar chocolate, juguetes electrónicos a base de coltan, bragas de chez Zara, pacotilla de máquilas, bicis robadas, en el Charco de la Pava…  Cocacola, chanquetes, pâté de foie.gras?…

 ¿Te abstendrías  de hojear cosa así, en la consulta del dentista?

************************************

Pregúntatelo, y contéstate con absoluta sinceridad.

Y constata, con absoluta sinceridad, si tu indignación, fingida o no, al leer las hazañas y los abusos plutocráticas de oligarcas, poderosos, corruptos, criminales, cabrones Judas  y celebridades, nace de tu sentido de la ética… o de tu cochina envidia?

¿PORQUE SE HABRÁN MOLESTADO EN ELABORAR ESTA LISTA?

¡Con absoluta sinceridad!

La pregunta era:

Ningún hombre debe de juzgar a menos de preguntarse a sí  mismo con absoluta sinceridad, si en una situación similar no hubiera hecho lo mismo.

Yo tampoco quiero juzgar a los demás… esto es asunto de cada uno…. pero es mejor si cada uno se lo pregunta a él mismo: si la pregunta viene de fuera, suele ofender y crispar.

Nadie (o casi nadie) tiene buena consciencia.

Bueno, me vais a decir, si la naturaleza humana es así:

¿Qué esperanza hay?

¿Qué se puede hacer?

Lo primero sería no delegar jamás a nadie la posibilidad de vender sus derechos por un plato de lentejas… o vender su alma para ganar el mundo entero.

En otras palabras: hay que sustituir la democracia de las manos invisibles (que sólo elige a las Manos Negras) por una isonomía. (1)

Pero esta es otra historia: para cortar el nudo gordiano de la corrupción y del engaño, se necesita una espada de ética y el brazo fuerte  del pueblo solidario.

¡VAYA ASCO NUDO!

********************************************************************

(1) Me cito a mí mismo:

*  La isonomía (democracia ética) sólo parece factible por medio de asambleas. Si alguien conoce un método más práctico, que me lo diga, por favor.

Es imposible que las elecciones por manos invisibles, que llamamos democracia (y-no-lo-es)  puedan ser éticas.

Por lo tanto no pueden ser isonómicas.

* Un Estado o Nación no se puede organizar con isonomía por medio de asambleas, debido a su tamaño.

*  La centralización democrática lleva inevitablemente a una u otra forma de dictadura.

Como dijo Harry S.Truman:

Wherever you have an efficient government you have a dictatorship.

Donde tengas un gobierno eficiente tendrás una dictadura.”

Nuestro desafío es encontrar como crear una isonomía, una democracia ética de verdad.

Está claro que por medio de las urnas, jamás lo conseguiremos.

La mano invisible siempre anulará el sentido común.

Si no anulamos antes a la mano invisible…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: