La linterna de Diógenes

INB… (IMBECILIDAD NACIONAL BRUTA)

Posted in Uncategorized by lalinternadediogenes on noviembre 12, 2012

Professor Irwin Corey

If we don’t change direction soon, we’ll end up where we’re going.

Si no cambiamos de rumbo pronto, terminaremos allí donde vamos.

******************************************

Todas las administraciones – con la posible excepción de la de Bután, donde tienen el GNH (el FNB, el Indice de Felicidad Nacional Bruta) (1) Y Uruguay (2), donde el Sr. Mujica… todas las administraciones, las que sean, son, o bien  imbéciles, o imbéciles nefastos.

Si son nefastos,  la cosa está muy clara: sólo quieren lucrarse, incrementar su poder y mantener sus privilegios.

Con este fin, se hacen secuaces de las multinacionales, obedecen a la élite de banqueros e intelectuales, controlan los medios de comunicación, se hacen elegir por el 35% del censo, y así pueden administrar las naciones para el provecho de sus amos…  Y cobrar el diezmo.

No pondrás bozal al buey cuando trillare. (Deuteronomio 25.4)

Nefastos son todos los gobiernos. (Perdón… administraciones… de gobiernos poco… no gobiernan: escuchan a sus amos y acatan las órdenes que reciben.)

Todas las administraciones, del Primer, del Segundo y del Tercer Mundo.

( Salvo, tal vez, Bután y Uruguay.)

En algunas naciones con tradiciones más iluminadas, quedan residuos todavía, de administraciones imbéciles sin intenciones nefastas: quedan restos de Seguridades Sociales, Estados de Derecho, sindicatos subvencionados, etc.

Estos fenómenos anacrónicos están siendo democraticamente desmantelados poco a poco, dejando fachadas “sociales” que tapan las realidades nefastas.

Todas las administraciones estatales, sean nefastas o   imbéciles, emplean a funcionarios, para asegurar la buena marcha del Estado.

A menudo son seres que disfrutan haciendo tareas policíacas: controlar, presupuestar, prohibir, obligar, sancionar, reglementar, racionar, fiscalizar, etc.

http://www.youtube.com/watch?v=NmiPOYPZ-fA&feature=youtube_gdata_player

Su sintaxis y su pomposo vocabulario suelen reflejar su incultura y su pereza mental.

Cada funcionario disfruta de su preciada migaja de poder.

Tiene la vida resuelta y puede escaquear todo lo quiere. (Tiene lo que los chinos llaman el bol de arroz de hierro. 铁饭碗.)

Los dos tipos de administracion imponen sus criterios por la fuerza.

Los unos administran su poder en función de su propia codicia, los otros lo hacen todavía, con el propósito declarado de mejorar las condiciones materiales de todas las capas de la sociedad.

La gran mayoría de las administraciones que existen, son nefastas, o en trance de devenir nefastas.

(Bután y Uruguay aparte, no se me ocurre ninguna otra posible excepción. La verdad, lo siento.)

Todas las administraciones existentes obedecen, deliberadamente y con conocimiento de causa, o por el pragmatismo que les permita aferrarse al poder,  a los Mercados, la Banca, y el Gran Capital.

Lo hacen en nombre del pueblo lemming… Y en contra de los intereses de este.

Venden y se venden.

Sus motivos son  evidentes.

Está la cosa clara.

Preguntaras:

¿Porqué  les llamas imbéciles entonces?

No son imbéciles: son ganadores, listos, filántropos, sacrificados, estudiosos, altruistas, diplomáticos, distinguidos super-preparados, ejemplares y responsables. Hablan muy bien. Son meritorios y han triunfado.

Mira lo que decía Sánchez Dragó, que lo sabe todo:

“Son los ricos quienes crean prosperidad, progreso, circulación de la riqueza, renta per cápita, puestos de trabajo, justicia social y bienes culturales. Los ricos, por su laboriosidad, perspicacia y espíritu de iniciativa, merecen un premio; los pobres, un castigo fiscal, ligero, para que espabilen. Eso es lo que la lógica sugiere. El resto es buenismo socialistón: engañabobos”. El Mundo, 27-09-2010).

¡Ñaka!

¿Harías tú lo mismo que ellos si pudieras?

¡Ah!… Pues claro…

¡Lo que temía!…

*********************************************

Pero por allí no va la cosa.

Son imbéciles nefastos porqué su administración significa pasta para hoy y sobras para mañana.

Porqué su política conlleva un holocausto (palabra que quiere decir sacrificio, ofrenda quemada)… el holocausto ético, estético, físico, mental y moral que ya estamos viviendo.

Après nous le déluge!

POR EJEMPLO…

No se puede esperar otra cosa de las administraciones democráticas cristianas, corruptas y cínicas, ni de la derecha civilizada en general.

(De la incivilizada, mejor no hablar…)

No engañan a nadie y sobre todo, no engañan a ellos mismos, por mucho que lo intentan, los muy hipócritas.

Son lo que son.

¿Mudará el etíope su piel y el leopardo sus manchas? Así también: ¿podréis vosotros hacer bien, estando habituados a hacer mal?…(Jeremías 13:23).

Sabía mucho de burgueses y advenedizos, el Jeremías este.

Sin embargo…

Sin embargo, además de las que conservan reliquias anacrónicas de las conquistas sociales del siglo XX, existen administraciones que pugnan para asumir el mando burocrático: organizaciones que se pretenden progresistas, incluso revolucionarias.

Estas son las sencillamente imbéciles con buenas intenciones. (O sin intenciones nefastas mientras no consigan el poder).

A pesar de sus buenas intenciones, de sus nobles ideologías (mientras no consigan el poder), son, sencillamente, imbéciles.

¿Porqué?

Porque no quieren llegar al fondo de los problemas, como mandaría su vocación progresista, social, humanitaria, “de izquierdas”. (No me atrevo ya a decir “revolucionaria”…)

Son peligrosamente imbéciles, obtusos, miopes, torpes, discursivos, reformistas, llorones e ilusos.

(Cuando no oportunistas, cuando no traidores.)

Son los que se encuentran a la izquierda de lo que se puede llamar la franja izquierda, si existe todavía, del  socialismo español.

Un abanico de imbéciles politizantes con buenas intenciones, que va desde los supuestos comunistas hasta los más minúsculos grupúsculos  izquierdistas.

Son los que deberían de estar alzando sus voces, sus pancartas, sus pleitos y sus puños contra los problemas de fondo, en vez de entretenerse con los tópicos que pueden gustar al electorado.

Son sencillamente imbéciles porque  tragan  todos los anzuelos que engarzan con carnada, sus amos en las Cayman Islands.

Sostienen con su imbecilidad, la ya insostenible columna vertebral del “sistema capitalista”, en vez de analizarlo y darse cuenta de  su íntima complicidad y su integración en él.

El que no piensa otorga.

¿De que sirve defender el derecho al aborto, el matrimonio gay, la libertad de expresión, el  Estado dicho de Bienestar, la democracia parlamentaria y demás señuelos políticos, si no se intenta acabar con los más enraizados timos de nuestros tiempos?

¿De qué  sirve criticar el  cinismo de los bancos, los nacionalismos, la disparidad entre ricos y pobres, el número de coches oficiales que tiene cada ministro, la violencia de genero, los empresarios sin escrúpulos, la ley Sindy, el despido libre, los desahucios, los minijobs, los recortes, la brutalidad de los antidisturbios, el estrabismo de la justicia, las subvenciones a la Iglesia Católica, las deplorables casas Reales?…

… ¿De qué sirve criticar todo esto si ningún edil tiene cojones para intentar liberarnos de las facetas de la vida cotidiana que damos por sentadas y que nos están hundiendo?

Facetas con las cuales comulgamos 24/7.

Para poder nadar, uno se quita la ropa pesada y las botas… O su peso le lleva al fondo.

No hay reformas posibles.

No se puede cambiar las botas por zapatillas ni el abrigo por una chupa.

¿Es que no se dan cuenta?

¿Tan llenas de mentiras  tienen las cabezas?

¿Tan confundidos están por falso problemas y falsos dioses?

*********************************************

Sólo hablaré de dos de entre los muchos timos que se aceptan sin pensar. Forman parte integral de la vida en lo que pasa por ser sociedad.

No mencionaré siquiera las nefastas implicaciones humanas, bélicas y ecológicas de la nueva electrónica informática…

 … ni del narcotráfico que desparecería mañana si se legalizara la droga……

… ni de la perpetuación de las estructuras mentales jerárquicas…

… ni de los sindicatos-proxeneta…

… ni de los alimentos desvirtuados…

… ni del deporte gladiatorial…

http://www.hemmy.net/2006/09/07/soccer-violence/

… ni de la crueldad hacia los animales cometida en nombre de la tradición, la moda y la cosmética…

… ni de la prohibición y pérdida de tantas libertades “por nuestro propio bien”…

… ni de democracia parlamentaria que, como un horrible cuclillo, ha echado la isonomía  y la isogoría fuera del nido del debate social para que el pueblo alimente a sus parasitarios polluelos…

… ni en la fe incrustada en los dogmas de la teoría económica…

No.

Sólo voy a señalar dos timos: la medicina  y el coche.

********************************************

¡EL TERCER SECTOR ECONÓMICO!

Qué gran negocio. Según el informe de desarrollo de la ONU es el tercer sector económico detrás de la industria armamentística y el narcotráfico.

(Vale la pena leer esta entrevista (3) con Joan Laporte en su totalidad.)

A la industria farmacéutica le importa un miembro viril que una administración sea de derechas o de izquierdas, nefasta o sencillamente imbécil.

Las administraciones de derechas privatizan lo que es la salud rentable. Las de izquierdas abogan por una salud pública subvencionada con el dinero de los contribuyentes, que ha recogido el Estado, en forma de impuestos.

En ambos casos se trata del consumo de fármacos, y de la yatrogenia ambulatoria y hospitalaria,

El beneficiario es siempre el mismo… y los perjudicados también.

El complejo farmaco-industrial de las medicinas químicas y mecánicas saca (pingües) beneficios.

Lo de “pingües” es muy apropiado (4)…

Claro está, con tiburones en el poder, los beneficios colaterales para las farmacias, las compañías de seguros, y los médicos “de pago”, son aun más pingües.

Para esto existe la privatización.

¡Que contentos están con la disparidad entre ricos y pobres, con poder negociar con la salud y la muerte, con estar al servicio de los grandes camellos multinacionales!

¿Qué más se puede esperar de ellos?

Son lo que son.

¿Y los imbéciles bien-intencionados que reclaman la medicina como un derecho social?

Sencillamente imbéciles.

¿No se dan cuenta que una administración reformista con consciencia social no hace más que enriquecer a sus (teóricamente) enemigos de clase?

¿Que la medicina química tiene como función mantener la población en un estado de prolongada dependencia semi-moribunda?

¿Qué se prolonga la expectación de vida de los ancianos y moribundos gracias a  los fármacos que se les manda consumir, hasta que mueran llenos de tubos y morfina, y sólo son rentables para las funerarias?

Más malviven, más consumen.

Enfermos vitalicios rentables.

¿No se dan cuenta que los médicos han reemplazado a los curas? Antes se amenazaba a los ignorantes con el Infierno… ahora se les amenaza con la muerte o la enfermedad?

¿No ven que cuando su familiar vuelve de la farmacia después de canjear hasta diez recetas médicas por diez bonitas cajas de pastillas, perlas, ampollas, jarabes y pomadas de cortisona, ha hecho un agosto más para la farma-industria?

¿No se dan cuenta que  están cebando a los criminales de los laboratorios en nombre del Bienestar?

Sin mencionar los fabricantes de las máquinas que hacen piiing.

http://www.youtube.com/watch?v=arCITMfxvEc

Obviamente, un Estado de Bienestar no se puede costear la fármaco-adicción de tantos ancianos:  excelente razón económica para suprimir la Seguridad Social y obligar al personal a sacar pólizas de seguros privados.

No sólo se nos han quitado el derecho de velar los muertos en nuestras propias casas…

o de hacer autoestop, pero ahora se nos niega el derecho de morir cuando sea el momento.

¿No saben que la muerte es una parte integrante de la vida?

¿Y porqué llega el momento tan pronto, obligándonos con nuestra absurdo apego a la no-vida, a depender de muletas químicas en vez de morir cuando la naturaleza lo determine?

¿No se dan cuenta, estos imbéciles, que casi todo lo que sale de una farmacia es nefasto y casi todo lo que sale de un herbolario es inútil?

¿No saben que los medicamentos no hacen más que imitar las capacidades innatas que tiene el organismo para mantener la salud o curarse ?

¿No se han enterado de que en China, donde no hay apenas Seguridad Social para los millones de pobres que no se pueden permitir pagar a medicos ni comprar fármacos, las autoridades aconsejan la práctica del taiji.

Si los parques chinos se llenan de adeptos cada mañana al alba, no es por un recrudecimiento de la espiritualidad ni tampoco por ganas de hacerse expertos en el arte marcial supremo.

No. Es sencillamente porque no pueden ir al médico ni podrían comprar los fármacos que mandaría.

La combinación de taiji con el no ir al médico y los remedios tradicionales, asegura, según parce, una población incansablemente productiva que resiste  a las abominables condiciones de trabajo y de vida,  y hasta a la contaminación que produce.

Cuando veo tres generaciones de una misma familia  española juntas, me asombro siempre: abuelos como robles, padres medio-chungos, y los niños mocosos, obesos, hiperactivos o autistas.

Y todo esto lo aceptamos con fe ciega. Con  fatalismo.

¿Habla algún político de la alimentación equivocada, de los estilos de vida equivocados, del consumo de fármacos, de las vacunas que debilitan el sistema inmunitario?… Habla alguno de las cosas que no matan pero producen enfermedad y así garantizan un abono vitalicio a medicinas caras, cirugia, dependencia o, si hay dinero, residencias… y sino… ¡a joderse los familiares!?

Si existe uno, tendrá mi voto…

Hasta hace dos o tres siglos, se aceptaba la religión y el derecho divino de los reyes como verdades inmutables.

Ahora aceptamos con igual entusiasta fatalismo, la medicina química, sus profetas, inquisidores y sacerdotes, como portadores de una verdad absoluta e inmutable.

Orden facultativa…

Conforme se hace su lecho de muerte, allí se acuesta uno.

***********************************************

El segundo gran timo que forma parte de nuestro estilo de no-vida es el coche.

Feo, sucio, maloliente y ruidoso, el coche destruye los campos, hace inhabitables las ciudades, produce estrés, aumenta el egocentrismo de los lemmings ya atomizados y mata a miles de personas cada año.

Lo peor sin embargo, es su efecto sobre la economía.

Es una punta de lanza del consumo capitalista, una de las columnas que sostienen el “sistema” que se nos está cayendo encima.

Ningún administrador o aspirante a administrador, que yo sepa, tiene consciencia del papel del coche en la sociedad. O por lo menos no lo dice.

Ninguno señala esta plaga.

Forma parte de su estrecha realidad mental, de su ser.

Ninguna se atreve a poner en duda su producción y utilización. Ni exigir poner vías de tren en vez de autopistas y dejar de suprimir recorridos ferroviarios locales. Ni expulsar el coche particular de las ciudades.

Sería como un suicidio político.

Traté el tema allá por el 2.010. La situación ha empeorado desde entonces, pero voy a reproducir la entrada de nuevo aquí, con algunos retoques:

¡La madre de todos los timos!

Ayer había mucho tráfico.

Se acababan las Saturnalias y la ciudadanía estaba manifestando su inquebrantable adhesión al consumo, visitando los emporios y comprando  compulsivamente, obedeciendo a sus reflejos condicionados.

Reflejos que se les había inculcado desde lemmingcitos, para impulsarlos a regalar por regalar… en las fechas que señalan los mercaderes…

Mientras descansaba sobre mi manillar, esperando que el semáforo me concediera mis 33 segundos para poder cruzar legalmente e ileso, la vía pública (en el otro sentido se conceden 35 segundos…) mientras descansaba, contemplaba la Avenida de Kansas City, al nivel del Indio… acompañado por el amable vendedor de Kleenex, que esperaba, él también, que cambiase el semáforo…

Aquí en Sevilla….

En el espacio de un minuto, pude contar 84 coches automóviles precipitándose locamente en las dos direcciones… Sin mencionar motos , autobuses,  taxis,  camiones y furgonetas…

84 coches privados en un minuto… en una avenida no demasiado grande… en una ciudad de segunda categoría.

¡84 coches!

(84 conductores… y tal vez 6 pasajeros… pero esto es otro asunto…)

Se me ocurrió sumar lo que hubiera podido costar tantos vehículos.

Calculando un promedio de unos 18.000€ por coche – había coches de todo tipo – habría visto pasar delante de mis ojos nada menos que 1.512.0o0 €.

¡En un minuto!

He leído que hay 23.ooo.ooo coches en España. (En 2.010). Si multiplicamos 18.000€ por 23.000.000, tenemos 414,000.000€, creo… (Sin contar motos, camiones, etc.)

Wikipedia me dice que hay más de 600.000.ooo coches particulares en el mundo… por el momento (2.010)… . Se han gastado por lo tanto, y contando por bajo, unos 108.000.000.000 millones de €uros, o de la moneda que sea!…

¡Muchos ceros!…

¡Somos ricos!

O lo estaríamos si un coche, una vez comprado y usado, no valía, por decirlo así, ná y menó...

¡Grande es el cinismo y grandes son los beneficios de los criminales que planifican la obsolescencia!

Primero hay que fabricar el vehículo. Hay que buscar las materias primas, contaminanado vastas zonas de campo, aumentando los efectos invernadero, etc.

Luego comprar horas y horas de publicidad televisiva para poderlo vender.

Imbecilidad crónica perpetua:

http://www.europapress.es/catalunya/noticia-anfac-preve-recuperar-produccion-millones-coches-anuales-2015-2020-20121106125010.html

Luego, al artefacto, que ya no vale nada, ha que echarle gasolina, gasoil, aceite, líquidos de no sé que, seguros, multas, reparaciones, chapa, pintura,  impuestos, ITVes, cocheras, propinas para mendigos, disgustos, pantallas que rezan ¡Hallo Kitty! y amuletos de la Virgen…

… Si el dinero nos revirtiera de alguna forma en beneficio de nuestra salud, del medio ambiente, de la alimentación y del bienestar de todos… entonces… ¡Si!… ¡Seriamos ricos!…

Pero no es el caso…

¿Donde ha ido tanto dinero?… No lo ha tragado la tierra…

¡Ah!…

Y al final te quedas sin nada… sólo autopistas y apenas ferrocarriles locales… apenas autobuses… y si quieres hacer turismo (hace años que ya no se viaja) tienes que coger el avión… y si quieres ir a trabajar, tienes que comprar… pues… otro coche… a fondo perdido…

Hay quien está a favor de coches eléctricos.

No cambiarían mucho la cosa… En vez de guerras de petroleo tendríamos (tendremos y tenemos. ya ..) guerras de litio y de coltán, etc… y tal vez la contaminación sería peor… hay que fabricar los artefactos.

De todas formas, nadie habla de camiones ni de autobuses eléctricos… Las mentes no llegan a tanto.

(Y de paso: ¿Cómo y con qué se hace la electricidad?…)

¿Donde ha ido tanto dinero?

¿No lo sabes?… ¿De verdad, que no lo sabes?…

Me parece que uno de los actos revolucionarios más relevantes en este momento de nuestra lamentable historia, sería negarse a vender y comprar coches, modificar con inteligencia su producción y exigir transportes públicos buenos, bonitos y baratos… no solamente por la contaminación, por las guerras de petroleo, por la fealdad de las ciudades, ni siquiera por los miles de muertos y lisiados cada año…

… sino sencillamente para intentar cambiar el “sistema” tal como está.

Ningún prohombre, ningún hombre de estado (se llaman así)…

… ningún administrador, o aspirante a administrador, tiene cojones de decir:

¡COCHES NO, TRANSPORTES PÚBLICOS SÍ!

O

¡TRENES SÍ!

¡AVES, AUTOPISTAS, AVIONES NO!

¡Claro que no los tiene! ¡No los puede tener!

… Ningún lemming le votaría… jamás… se le acabaría el chollo… Y de todas formas carecen de la imaginación necesaria para perpetrar una blasfemia tan espantosa..

(Y el coche da mucha libertad… según se dice…)

¡Pobres lemmings, imbéciles, envidiosos, pusilánimes, abyectos, consumidores serviles, timados e indefensos!… Artificieros estúpidos de nuestra propia miseria y de nuestra probable e inminente destrucción…

No, no hay ningún administrador o aspirante a administador con  sentido común.

Ainsi le mouton, sur le flanc, dans le pré, agonise et broute encore.

ASÍ LA OVEJA, EN  EL PRADO, AGONIZA Y SIGUE PACIENDO

¡Inspiraríamos lástima, si todavía existía alguien capaz de sentir una emoción tan caduca como la empatía!…

*******************************************************************************

NOTAS

(1) (Wikipedia)

El rey Jigme Singye Wangchuck fue quien acuñó el eslogán Felicidad Interna Bruta, (Gross National Happiness), y constituyendo un intento de modernización sin perder las tradiciones, base de la identidad del pueblo butanés, y crecimiento de forma sostenible para el medio ambiente. Además, las fuertes raíces budistasdel país añadían una novedad desde el punto de vista del desarrollo occidental, éste carecía de sentido si no aportaba una mejoría emocional y espiritual a los butaneses. Este término define el modelo de desarrollo del país y es el resultado de su conciencia cultural y social. Los principales valores de la cultura butanesa se pueden resumir en tres: felicidad, igualdad de género y preservación medioambiental.

Cuando los planes de desarrollo comenzaron, el primer objetivo fue la construcción de nuevas infraestructuras como autopistas y prestaciones de servicios sociales en salud y educación. Pero a partir de la década de los 90 se fundamenta en cuatro pilares básicos: buen gobierno, preservación cultural, conservación del medioambiente y desarrollo socioeconómico equitativo. La filosofía budista define la felicidad como un bienestar que brota de la unión física y espiritual. Así pues, el primer objetivo de la actividad económica es en Bután intensificar el bienestar humano, no sólo la adquisición de bienes materiales. La persecución de riquezas materiales y no materiales confluye en los Planes de Desarrollo bajo la etiqueta de Gross National Happiness. Sólo desde el 2008 existen allí elecciones democráticas.

(Los griegos llamaban eudaimonia al GNH/FNB.)

(2)

http://www.bbc.co.uk/mundo/video_fotos/2012/11/121115_mujica_lissardi_casa_supernew.shtml

(3)

http://www.slideshare.net/matsmadrid/joan-ramon-laporte-la-industria-farmaceutica

(4)

Una etimología alternativa une la palabra a pinguis latino el que significa “la grasa”. En holandés la palabra alternativa para el pingüino es ‘el ganso gordo’ (‘vetgans’ ver: wiki holandés o diccionarios bajo Pinguïn), e indicaría que esta ave recibió su nombre de su aspecto percibido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: