La linterna de Diógenes

LOS ABÚLICOS ENGANCHAOS

Posted in Uncategorized by lalinternadediogenes on abril 1, 2013

Illustration_from_1901_of_young_man_sinking_in_quicksand_as_his_ship_sinks_after_hitting_rocks_in_distance_
DESPUÉS DEL NAUFRAGIO… LAS ARENAS MOVEDIZAS

Desde la perspectiva de hoy, parece casi imposible que se haya podido producir una Revolución Inglesa, una Revolución Francesa, La Commune de Paris, una Revolución Rusa, una Revolución Irlandesa (1), varias Revoluciones Chinas, Barcelona ’36, Cuba,  etc.

Tiene que haber habido muchos más factores desencadenantes, pero el fundamental era, creo, que los que se rebelaban entonces,  no tenían nada, o muy poco, que perder.

Nosotros, y a pesar de todos los medios que, en teoría, poseamos, asumimos nuestra impotencia con resignación porque al rebelarnos, comprometeríamos lo que tenemos, sea mucho o poco.

¡Cada mochuelo a su olivo!

Sólo se mueve un porcentaje ínfimo de la población, mientras que el resto nos complacemos en una pasividad absoluta, amenizada sólo por los juicios e imputaciones de políticos y empresarios corruptos, denuncias de injusticias y abusos… (… Y los muchos chistes sardónicos, que nos dan tanto consuelo).

Todo sigue como si nada:

servidumbre-edad-media-L-wGe6hD

¡FELICES LOS  SIERVOS DE LA GLEBA QUE TODAVÍA TIENEN TRABAJO!

Everybody knows! Y allí se acaba la cosa.

Mucho de lo indignante que está pasando, sale hasta en la televisión estatal…

… Y ni por esto…

O tal vez precisamente por esto.

La televisión neutraliza la “información”.

En el acto. De manera automática.

La censura no es necesaria.

El medio amortigua el mensaje.

TELEVISION PROGRAMA SALVADOS JORDI EVOLE CONM CAYETANO DE ALBA FOTO SALVADOS

Porque no hay cosa oculta, que no haya de ser manifestada; ni cosa escondida, que no haya de ser entendida, y de venir a luz. (Lucas 8.17)

 

 Los lemmings , volcados en nuestros mullidos sofás, nos llenamos de indignación placentera.

Nadie, ni nada, se mueve.

Las farolas siguen sin conocer el peso de los cuerpos de los políticos, terratenientes, hombres de negocios y banqueros.

Ça n’ira pas!

No cantaremos La Carmagnole.

(Pero rien ne va plus! se cantará pronto, me temo, en el Eurovegas.)

Los que sí se han movido un poco, pasan el tiempo lloriqueando porqué los malos mossos les han pegado.

¿Qué esperaban?

Tienen suerte: España no es Bahrain.

Bahrain es donde se hacen carreras de coches.

¡Fórmula 1!

1268574514_extras_noticia_foton_7_1

 LO QUE QUEREMOS VER AQUÍ

20100914-205155-pic-452059795_s640x430

NO ESTO

************

 

Ninguno miembro de la casta que nos dirige, dimite.

Todo sigue igualmente peor.

Todo un estado de bienestar se está desmantelando.

El dinero que teníamos, se lo llevan ahora a la City de Londres y de allí, blanquito,  a las Islas Caimán.

El vedo se ha levantado.

La caza de los indefensos-porque-no-podemos-hacer-nada, ésta abierta.

Los pocos recursos que van a quedar, serán para el disfrute de los Bilderbergers y los mandos del Cuarto Reich.

1364056683_173877_1364056750_noticia_normal

“La soberanía supranacional de una élite intelectual y de banqueros mundiales es seguramente preferible a la autodeterminación nacional practicada en siglos pasados.”

¿Porqué tanta paciencia abyecta entonces? ¿Tanta abulia?

Nadie está dispuesto a dar su vida o sacrificar su libertad, por una causa tan egocéntrica, tan cómoda, tan mezquina, tan insolidaria, tan bien alimentada, como la nuestra.

Estamos enganchaos.

Nuestra ambición de mantener nuestros privilegios  de hombres blancos,

viewer (2)

y nuestras aspiraciones a estilos de vida de clase media, nos inmovilizan con irrompibles redes, visibles e  invisibles.

Antes se bajaba a la calle porque no se tenía nada, o casi nada, que perder…

… Nosotros tenemos todo, aunque sea poco, que perder…  y tenemos miedo de soltar este poco que tenemos.

Hoy se baja a la calle para conservar un “puesto” de trabajo, para poder pagar la hipoteca de una casita propia, para poder seguir disfrutando de las comodidades de la vida moderna, para poder enviar los hijos a colegios pijos, para encapsularnos en nuestros reductos pequeño-burgueses…

Estamos atrapados en las redes de nuestra comodidad y de nuestras adicciones materiales, que son la causa de nuestra abulimia.

Dice Zhuangzi:

Si alguien quiere protegerse y tomar precauciones contra los ladrones que saquean baúles, registran bolsas y abren cajas,  tiene que atarles con cuerdas y sogas y cerrarles con cerraduras y candados. Esto es lo que el mundo normal llama sentido común.

Pero si llega un ladrón grande, lo único que tiene que hacer es llevar las cajas a su hombro, alzar los baúles, echar las bolsas a su espalda y salir corriendo. Su única preocupación será que las cuerdas y sogas, las cerraduras y candados estén lo bastante bien atados y cerrados. En este caso, el hombre al que antes se le llamaba de sentido común, no hacía más que apilar bienes para el provecho del ladrón grande.         

Y de esta manera, nos van a quitar todo.

Legalmente. Democráticamente.

Cuentan con nuestra incapacidad de rebelión.

Y con nuestra incapacidad para unirnos.

Nos hemos dividido solítos entre nosotros; y “ellos”  vencen.

Envidia, codicia, apego. Cada mochuelo…

 

*****

 

Tontos no son.

Es, para “ellos” el momento propicio.

Han creado aguas turbias en donde pescarnos mejor.

Lo que era posible hace 70 años ya no lo es.

Estamos domesticados, capados, condicionados, esclavizados, manipulados, comprados, lobotomizados, reblandecidos… Somos los abúlicos cómplices y propietarios (por el momento) de nuestra propia desgracia.

¡Masoquismo sin placer sexual!

DB-f82r-d2l

¡QUE ESTIERCOL EL MÍO, TAN RICO, TAN BLANDO,  TAN CALENTITO!

Sólo nos puede dar consuelo, la satisfacción de emitir interminables jerimiadas, de sentirnos como Job,  sobre su estercolero, mientras que dios y Satanás hacen sus apuestas.

1364492470_337790_1364492548_noticia_normal

¿Pero qué es lo que nos inmoviliza?

¡Fácil!

Estamos enganchaos.

¿Pero a que, por que, por quien?

Tenemos todo lo que se puede desear: un estado de derecho, un estado-niñera, democracia parlamentaria, regiones autonómicas, libertad de expresión, televisión pública (y privada), acceso a pornografía y documentales en el internet, defensores de los pueblos, Facua, la Iglesia, la Roja, el matrimonio homosexual, la Sociedad Protectora de Animales y Plantas (que no proteje nada), Greenpeace, AI, el Gran Wyoming, una monarquía constitucional, Protección Civil …

Podríamos cambiar todo en un santiamén… Pero no pasa nada.

Nos hundimos cada día más, patéticos imbéciles que somos, en nuestros abyectos  apegos.

¿Cuales son las cosas sin las cuales no podríamos vivir? ¿Las cosas que nos parecen imprescindibles, las cosas que no tenían los que hicieron revoluciones en el pasado?

Veamos algunas:

12798

*

Para cobrar y pagar y así asegurar nuestra sobrevivencia cotidiana:

DINERO LÍQUIDO

CRÉDITO

BANCOS

CUENTAS CORRIENTES

PRÉSTAMOS

HIPOTECAS

CAJEROS AUTOMÁTICOS

CUENTAS DE AHORRO

LA PENSIÓN

 (MIENTRAS HAYA…)

PLANES DE PENSIONES

COMPAÑÍAS DE SEGUROS

TARJETAS DE CRÉDITO

PAYPAL

LOS MERCADOS

EL PRECIO QUE TIENE CADA HOMBRE

*

Para saber quienes somos y poder ser localizados e identificados en todo momento:

EL DNI

LAS HUELLAS DIGITALES

EL NIF

EL PASAPORTE

LA TARJETA DE LA SEGURIDAD SOCIAL

LA(S) TARJETA(S) DE CRÉDITO

LAS DEMÁS TARJETAS

LAS MINERIAS DE DATOS

EL CSI, LA CIA, EL PENTÁGONO, GOOGLE, FACEBOOK, ETC

LA POLICÍA

LA GUARDIA CIVIL

HACIENDA

LOS TATUAJES

EL LIBRO DE FAMILIA

EL DNA

EL TELÉFONO MÓVIL

LA LEGISLACIÓN VIGENTE

 

*

Para que no nos entretengamos pensando demasiado:

LA TELEVISIÓN

YOUTUBE

PIRATE BAY

LA VIDA DE LOS FAMOSOS

LAS CASAS REALES

LA VIDA ONÍRICA SUB-AMERICANA

(SEGÚN HOLLYWOOD)

LOS CUARENTA PRINCIPALES

LA FIESTA NACIONAL

EL GRAN HERMANO

LOS VIDEO-JUEGOS

LAS MENTIRAS DIÁRIAS

LAS DROGAS (DURAS Y BLANDAS)

EL DEPORTE VICARIO

Henri-Rousseau-Football-Players-GC-731x1024_large

(ESTO  ES DEPORTE LÚDICO… NO VALE,… NO ES COMERCIAL…)

*

Para saber lo que tenemos que consumir:

LOS ANUNCIOS

LAS VALLAS PUBLICITARIAS

LO QUE APARECE EN EL BUZÓN

LA PUBLICIDAD SUBLIMINAL

*

Para no tener que utilizar los transportes en común:

EL COCHE

LA MOTO

EL RUIDO

LA GASOLINA

EL SEGURO DEL COCHE

LA ITV

EL TALLER MECÁNICO

LOS IMPUESTOS VIALES

LOS PEAJES

EL CO2

LAS MAREAS NEGRAS

LA D.G.T.

LAS CIUDADES INHABITABLES

EL ESTRÉS

LAS PRISAS

*

Para nuestro bienestar virtual

EL ORDENADOR

LA INFORMÁTICA

(EN TODAS SUS MANIFESTACIONES ELECTRÓNICAS Y RADIOACTIVAS)

EL TELÉFONO MÓVIL

LOS PINGANILLOS Y TAPA-OÍDOS VÁRIADOS

*

Para nuestro bienestar físico

EL PAN BLANCO

LOS DONUTS

EL CHOCOLATE

LA SEGURIDAD SOCIAL

LA YATROGENIA

LA INDUSTRIA FARAMACÉUTICA

LAS DROGAS MÉDICAS

EL FARMACÉUTICO 

(CON QUIEN HAY QUE CONSULTAR ANTES DE UTILIZAR EL MEDICAMENTO…)

LA CONTAMINACIÓN AMBIENTAL Y ACÚSTICA

LA COMIDA BASURA

LA CARNE

(CON HORMONAS, PROZAC Y ANTIBIÓTICOS)

LOS LACTEOS

(ÍDEM)

LAS HORTALIZAS

(CON SUS PESTICIDAS Y ABONO QUÍMICO)

LOS ADITIVOS LEGALES

MONSANTO

LOS EMPASTES DE AMALGAMA

LAS VACUNAS

LOS TANATORIOS

*

Las ventajas de la civilización del Primer Mundo

EL AGUA CORRIENTE

LA LUZ ELÉCTRICA

EL GAS

IKEA

EL TELÉFONO FIJO

EL TELÉFONO MÓVIL

LA RECOGIDA DE BASURA

EL SUPERMERCADO

LOS CONGELADOS

EL PLÁSTICO

EL ESTADO NIÑERA

EL SISTEMA DE ALCANTARILLADO

LA CULTURA MERCANCÍA

*

Para saber como podemos ganarnos la vida:

LOS ESTUDIOS

(QUE NOS PREPARAN PARA NUESTRA VENTA EN EL MERCADO LABORAL)

(QUE NOS PREPARAN PARA EMPLEOS QUE NOS DESTRUYEN EL ALMA)

EL JEFE

EL MIEDO

EL PARO

LA ESCUELA DE CHICAGO

LA COMPETICIÓN

LAS OPOSICIONES

LA PRESENCIALIDAD OBLIGATORIA

(EN PUESTOS DE TRABAJO INUTILES, CUANDO NO NEFASTOS)

LAS REFORMAS LABORALES

LOS SINDICATOS

LA ALIENACIÓN

*

Y para que no abandonemos toda esperanza:

LA LOTERÍA NACIONAL, LA QUINELA, EL CUPÓN “DE LOS CIEGOS”

LA IGLESIA

LAS SECTAS

LAS ELECCIONES

LA LIGA

LOS MASTERS

EL COACHING

LAS ONG

EL TURISMO

EL ALCOHOLISMO

LA SEMANA SANTA

EL PSICÓLOGO…

top_24

(O PEOR…

DON TRANKIMASÍN, EL PSIQUIATRA)

*

(Y las muchas más ataduras que habrán quedado en el tintero y que os invito a añadir a estas listas.)

******************************************

¿Quien estaría dispuesto a renunciar a cualquiera de ellas, una vez atrapado?

AMMK8N

¿Quien se puede permitir el lujo de sacrificar tantas ventajas materiales en nombre de irrsponsables ideales como solidaridad, justicia, ecología, tolerancia, ética e isonomía?

¿O incluso para salvar su propiedad?

¿Incluso haciendo una alianza con los demás mochuelos en sus olivos particulares?

En las arenas movidizas, más se lucha, más se hunde…

El control sobre nosotros es absoluto porque lo consentimos.

¿Qué remedio?

************************************************

¿Cómo y porqué funciona todo esto?

wittfogel_portrait_klein

El despotismo hidráulico es un término para un despotismo mantenido a través del control de un recurso único y necesario. Fue creado por el teórico alemán Karl A. Wittfogel en su obra Despotismo oriental en 1957. En su forma original, controlaba literalmente el agua. En el antiguo Egipto y en Babilonia, y por extensión Wittfogel agregaba la Unión Soviética y la República Popular China, el gobierno controlaba los canales de irrigación. Las personas leales reciben una abundante cantidad de agua para sus cultivos, mientras que los menos leales reciben muy poca o ninguna y, por lo tanto, sus cultivos mueren.

En la actualidad se discuten las posibles aplicaciones del concepto, para las formas monopólicas y casi monopólicas que caracterizan la circulación de diversas mercancías bienes o servicios como el caso del petróleo, las tecnologías, o la búsqueda de una reedición de sistemas despóticos en casos como la privatización del agua potable, la circulación de la energía, la información, la educación, la biotecnología, etc.

**********************************************

Como cantaba Janis, hace siglos:

(Me and Bobby Magee):

 

Freedom’s just another word for nothing left to lose

Nothing don’t mean nothing honey if it ain’t free…

Janis-Joplin-300x300

(1)

http://mises.org/journals/lar/pdfs/2_2/2_2_1.pdf

6 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Joan Marrugat said, on abril 1, 2013 at 8:36 am

    Me gusta muy de veras esta letanía tuya de hoy.
    Precisamente.
    Me place cómo has logrado decir -Diógenes- aquello que yo estaba a punto de pensar, justo un par de segundos antes de pensarlo.
    Vamos bien.
    Donde menos se piensa, salta la liendre… o era fiebre?
    Por aquí mis pagos -pagamos por todo- la cosa tampoco va bien: los cuatro candidatos mangurrinos que piensan y carceleran, piensan pa jodernos.
    Asimismo, los miles de mangurrinos encarcelados que jamás piensan, se apresuran a votarlos para continuar ser bien jodidos.
    El resto de mangurrinos amorfos -mí mismo- andamos jodideados mientras vigilamos que no nos caiga demasiada mierda de buitre desde los balcones de bancos y consistorios.
    Me gustan las listas que has puesto de engaños fingimientos cegueras envicios enmierdos cebos placebos trampantojos sinecuras escapamientos y engañaburros con que la verticalidad nos emputece inexorablemente.
    Las usaré como letanía contra el olvido, tanto en Alaska como aquí.

  2. Fernando said, on abril 3, 2013 at 10:47 am

    ¡Vaya, Diógenes! Ganas dan de agarrar un mosquete y salir a liarla parda. Me gustan tus arengas, remueven las conciencias y eso…

    …Pero… mejor no. Me temo que soy un abúlico enganchado y -lo que es peor- convencido. Me acuerdo de lo que decía el jefe de policía del pueblo de “Frankonstín”: “Un motín es una cosa muuuuy feeea, und una vez que se pone en marcha…” (aunque según él, ya iba siendo hora de tener uno).

    Porque digo yo, revolución ¿con quién? y ¿contra quién?. ¿Quién será el iluminado que me guíe? Y si derrocamos a los que manejan el cotarro, ¿quién organizará el tinglado después?. ¿Ana Colau, Sánchez Gordillo?. Revoluciones ya ha habido muchas (todas las que nombras) y aquí estamos, con las mismas razones de siempre para seguir indignados. Será que cuando se despluma a los buitres, los que ocupan su lugar heredan las plumas.

    Suscribo la mayor parte de lo que escribes. ¡Chapeau! – Me parece fetén, pero hay un par de detalles que no me acaban de cuadrar:

    Por una parte, al leerte pasa como con Tolkien: le entra a uno nostalgia, como de grandes cosas de otros tiempos que se han ido perdiendo. Los antiguos ciudadanos dispuestos a la Revolución para cambiar las cosas…, pero ¿Realmente ésto ha sido así? ¿Iban a la revolución motu proprio? ¿No irían muchos engañados u obligados por los cuatro iluminados y/o poderosos de turno? Y aún el que fuera conscientemente, porque ya no tenía nada que perder, ¿demuestra mayor altura moral que el burguesillo de ahora? – Digo yo, que habría que ver si estos revolucionarios hubiesen ido a dejarse matar si hubieran tenido algo que comer. Y que si no lo tenían, no es porque lo hubiesen rechazado como el Gautama; más bien al contrario, iban cuchillo en mano a quitarle las butifarras al que las atesoraba. Es verdad que hay ahora cosas muy feas que antes no eran un problema, pero no es que seamos (aún) más malos que entonces. Es que somos más, muchos más. Y encima, con medios más potentes. Pienso en el medio ambiente, el agotamiento de los recursos, etc. ¿Acaso no era Roma una pocilga en tiempos de su imperio?. Creo que si nuestros antepasados no contaminaban es simplemente porque no eran capaces de producir una mierda tan enorme en cantidad y tan dañina en calidad como la de ahora, pero no creo que hubiesen tenido remilgos en hacerlo si hubiesen podido. Ya nos pelaron los bosques para armar a la “Invencible”, o eso cuentan. Quiero decir que no hemos empeorado, es que somos un desastre de especie. Incluso puede que en algunas cosas se vaya a mejor (aunque al paso de un caracol). Ahora cambiamos de canal si mientras almorzamos salen niños muertos del tercer mundo. Somos hipócritas y nos importan un rábano, sí, pero al menos esas imágenes ya nos cortan el apetito. A lo mejor hay ahí un embrión de conciencia, de empatía. Los antiguos se iban al circo a ver cómo le sacaban los intestinos a un congénere y cuanto más se retorciera, mejor. Por cierto, “Panem et circenses”, no es un invento de ahora.

    Por otra parte, parece que haces una distinción muy clara entre “ellos”, los listos perversos (banqueros, políticos, ejecutivos…) y “nosotros”, los que tenemos un buen fondo, pero estamos así como “amorcillados” por el sistema y no tenemos empuje para poner las cosas en su sitio: Un sistema muy bien diseñado por los malvados Sabios de Sión para perpetuarse en el poder a costa de los demás. Lo mismo hay algo de eso (nunca digas este cura no es mi padre) pero a mi no me parece verosímil un sistema tan bien organizado. Es como la disyuntiva entre creacionismo y evolucionismo: Puedes pensar que todo está diseñado por el “Gran Arquitecto” o que es fruto del proceso evolutivo con su efecto de ramificación y poda. Yo me inclino por lo segundo: No creo que el sistema que padecemos esté diseñado en un think-tank (al menos, no en su globalidad), sino que es producto de todo lo que hay puesto a cocer en el puchero: El egoísmo de muchos (también la generosidad de algunos), nuestros instintos animales (perpetuación, dominación, acaparación de recursos, búsqueda de alimentos y cobijo…), la incultura, los miedos, la pereza… ¡vete a saber!. Creo que todos somos en parte activos y en parte pasivos. Los que padecen son muchas veces tan responsables como los que aprietan y algunas veces los que aprietan no tienen ni idea de los callos que andan pisando.
    Creo que los procesos revolucionarios, si es que alguna vez consiguen arreglar algo, lo hacen sólo de una forma momentánea, pero en el fondo acaban siendo un quítate-tú-pa-ponerme-yo. Como cuando haces un hoyo en la orilla de la playa. Es fácil sacar la arena, pero con la siguiente ola, ya se ha vuelto a tapar. Como suele decirse: “Si quieres saber cómo es Juanillo, dale un carguillo”. No apostaría yo mucho a que mi compañero de revolución, llegado el caso, no fuese a convertirse en un Robespierre o en un Pol Pot. Por eso pienso que al desenlace que tenga nuestra Historia no se llegará por la revolución, sino por la simple evolución. Lo que no tengo claro es cuál pueda ser ese desenlace. Como estamos llegando al límite de los recursos del planeta, algo tendrá que pasar: O la especie consigue adaptarse al medio, o seremos sustituidos por otra mejor preparada (las cucarachas tienen todas las papeletas). La multiplicación de la población mete una presión al sistema de la que nadie se puede librar. El que cruza el río a hombros de esclavos también se ahoga cuando lo hacen sus portadores (eso sí, un pelín después).
    ¿Qué puede hacer uno entonces? – Yo, la verdad, no lo sé; supongo que el camino va en la dirección de ayudar a que la evolución nos prefiera a nosotros que a las cucarachas. Acercar en lo posible nuestro comportamiento a nuestro discurso. Dejar de usar el coche si podemos, gastar nuestro dinerillo en productos locales en lugar de los que nos traen las multinacionales desde la Conchinchina, dejar de votar a los políticos que odiamos, leer más y ver menos la tele, no ir calzados con unas Nike a una manifestación antiglobalización… …gran parte de las ataduras que mencionas son en realidad opcionales aún en la sociedad de hoy, pero la mayoría compramos el paquete completo. A lo mejor algunas se pueden desechar y de otras al menos limitar su influencia. Todo el aparataje de la globalización, la sociedad de la información y la ley de mercado podría tal vez ser utilizado en contra de la propia inercia del sistema. Ya disponemos de medios para sincronizar el esfuerzo de todos lo que quieran producir un cambio. Ahora está por ver si seremos capaces de ponernos de acuerdo en algo positivo, de usar a nuestro favor la oferta y la demanda, los canales por los que somos alienados (o si entonces los usaremos para controlar a otros). También, por favor, el que esté concienciado y a la vez capacitado podría meterse a empresario o a político o directivo para quitarle el hueco a alguno de esos a los que criticamos… …Y sobre todo, podemos y debemos educar a nuestros hijos para que sean menos capullos que nosotros.

    En fin, ya paro. Y prometo estar una temporada de espectador sin decir ni pío. ¡Menudo ladrillo he soltado!

    Un saludo, y felicidades atrasadas por tus nueve octetos.

    • lalinternadediogenes said, on abril 4, 2013 at 7:25 am

      Fernando, gracias por tu comentario.
      Voy a intentar aclarar algunos puntos.
      No estoy a favor de una “Revolución”. Las revoluciones siempre terminan en sustituciones.
      Estoy a favor del sentido común.
      (Bastante he escrito explicando todo esto. Hurga si tienes tiempo e interés, en los archivos de este humilde blog.)

      Me preguntas ¿”Quien organizará el tinglado después”?
      No tiene que haber un “después”.
      Si vamos a salvar la situación, cosa improbable, será las cocineras de Lenin que organizarán el tinglado: señoras dignas, que hacen un trabajo noble y útil, personas con sentido común y muy 15M.

      No nos hacen falta guías (Führer) de ningún tipo, sino honradez y sentido común – ni “altura moral” ni prohombres.
      (Kronstadt.)
      (Gandhi).
      Lo más atroz de las cosas malas de la gente mala es el  silencio de la gente buena.

      De “nostalgia” nada.
      Lo único que quería sugerir en el post, es que para que tanta gente se haya lanzado – por la razón que fuera – a tanto sufrimiento y tanto sacrificio heroico (y al final tal vez inútil), era imprescindible que, como condición previa, no tuvieron nada que perder, y que si hoy están las cosas como están, es debido a nuestra apego a todo lo que nos ata.
      Pero, como dice Brecht,
      Ya que la cosas están como están, no pueden seguir como están.
      Lo que es seguro es que si mañana hubiera violencia y matanzas, nada cambiaría… o lo hará por peor… pero de esto no se trataba aquí..

      Resumen
      Nunca ha estado el planeta tan amenazado. Hay una gran diferencia entre la basura que tiraban los Romanos y el cambio climático actual.
      No quedan recursos para todo el mundo…(a menos de parar el la loca expansión neo-con.)
      En la tierra hay suficiente para satisfacer las necesidades de todos, pero no tanto como para satisfacer la codicia de algunos.
      O bien uno se conforme con pertenecer con resignación a la estúpida estampida de los lemmings, empujados dentro de unas estructuras sociales impuestas desde arriba, y por la codicia de sus amos, o declara, con Pascal:
      “El hombre no es más que un junco, el más endeble de la naturaleza, pero es un junco pensante. No hace falta que el universo entero se ocupe de aplastarlo. Un vapor, una gota de agua bastan para matarlo. Pero cuando el Universo lo estuviese destruyendo, el hombre sería más noble que aquello que le mata; porque él sabe que está muriendo, mientras que el universo no tiene ni idea de la superioridad que tiene sobre él”.
      ¡Pobre y inútil consuelo!
      O…
      O… honradez y sentido común… No hay otra solución.

      Si, hay “ellos” y “nosotros”, hay psicópatas y lemmings.
      Porque a todo el que tiene, más se le dará, y tendrá en abundancia; pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará.
      Sabía mucho, el Jesús este.

      ¿De que lado quieres estar?
      En alguna parte, no me recuerdo donde, oí decir que “hay que vivir mitad para sí, mitad para los demás”…
      Un saludo

      • Fernando said, on abril 8, 2013 at 8:37 am

        Hola otra vez.

        Poco va a durar mi promesa de no dar el tostón en una temporada, pero ya que has tenido la amabilidad y te has tomado la molestia de contestarme tan pronto, al menos voy yo también a hacer alguna puntualización.

        Me tranquiliza saber que no estás por la revolución (no tanto como me preocupa comprobar que no entiendo la mitad de lo que leo y necesito que me lo mastiquen…).

        Lo que yo quería decir es que -en mi opinión- la estructura del sistema es hasta cierto punto lo de menos y que lo que más importa, como has oído millones de veces (ahora no recuerdas dónde), es la calidad de las personas. Si sólo cambia el sistema, al final los sinvergüenzas ambiciosos se buscarán la forma de estar en los nuevos “puestos de arriba” para su propio provecho.

        Eso no implica que haya que conformarse y tragar. Claro que estoy a favor de luchar contra eso, ponérselo difícil a quienes actúen deshonestamente y promover cambios para que la responsabilidad de cada cual no quede diluida en la inmensidad burocrática. Amén a lo de honradez y sentido común.

        Pero también digo que los políticos que tenemos, los banqueros, la gente que consideramos culpable de cómo están las cosas, no ha venido desde otro planeta ni son de una raza distinta. Son chorizos del lugar y sus vicios muchas veces son los mismos que los de las demás personas, sólo que amplificados por el poder que detentan. También iba por ahí con lo de los romanos; su basura no es comparable con el cambio climático, pero nuestro desprecio por el medio ambiente (y en general por todo lo que no engorde) posiblemente sí que se pueda comparar con el de ellos. A eso me refería con lo de que no está tan claro que haya “ellos” y “nosotros”. De lemming se puede pasar a psicópata y no hay nada peor que la fe del converso o el ansia del nuevo rico. ¿Que de que lado quiero estar? – Pues, hombre… psicópata no quisiera ser… Lo cual me convierte en lemming ¿no? – Menudo panorama… En fin, intentaré al menos llegar a ratón de campo cuando sea mayor…

        El fondo del post, lo que dices del apego, me parece completamente acertado. Pero también me lleva a una reflexión: Es un poco triste pensar que para movilizarnos es preciso que estemos “tiesos como la mojama”, porque ¡Qué pocas personas son capaces de liberarse del apego cuando tienen cosas a las que poderse apegar!.

        Perdona mi malentendido. Sin duda, pienso ir hurgando en las profundidades de tu blog. He leído ya unos cuantos posts, pero es que esto parece la mina de Moria… …Lo que, por otra parte, va muy bien para alguien que -como yo- pretende “aprender mirando”, je je.

        Un saludo.

      • lalinternadediogenes said, on abril 12, 2013 at 7:21 am

        Gracias, Fernando, por comentar tu comentario de mi comentario de tu comentario…

        Temo sin embargo, que una tertulia interna de este tipo, no sea lo más interesante para los demás lectores.

        Lo más indicado tal vez, sería crear tu propia blog, donde te podrías explayar a gusto: es obvio que tienes mucho que decir.

        Un saludo.

  3. Stuka said, on abril 4, 2013 at 7:32 am

    ! Que chinguen a su madre, todos!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: