La linterna de Diógenes

PARA LEO, EN LA CANÍCULA Y CON CRUCIFIJOS…

Posted in Uncategorized by lalinternadediogenes on julio 20, 2015

roto pope

 ¡AY, Joven Leo!

Las guerras de religión no han terminado. Ni van a terminar me temo, nunca. No mientras persisten las estructuras mentales religiosas.

No me refiero a Moros y Cristianos, ni a Hindúes y Musulmanes, ni a Hindúes y Cristianos, ni a Chicoms Musulmanes y Cristianos, ni a Chicoms y Falun Gong, ni a Sunnis y Shiies…  ni siquiera a los de Belfast.

Me refiero a la guerra de la religión.

No me he equivocado mucho durante todos estos años, diciendo que el único lenguaje que podría dar sentido a “los problemas socio-económicos” era el teológico, donde se encuentran todavía palabras como “amor”, “bondad” o “caridad”, que ya no existen en el léxico de los economistas, políticos y  hombres de negocios – quienes consideran virtudes la usura y la codicia despiadada.

sharkEl lenguaje de las religiones maneja palabras como “católico” (que significa universal), “jerarquía” (que significa gobierno por sacerdotes), “todopoderoso” y tal.

Dios lo ve todo, lo sabe todo y está en todas partes. Algo como una NSA celestial. (1)

La deidad se ha globalizado y todas las sectas y iglesias comparten su esencial unicidad.

Padecemos una religión renovada, racionalizada, aerodinámica, con bien definidos dogmas y creencias.

La actual guerra de religión, la verdadera, es una guerra desigual, perdida, según parece, de antemano, ya que los oprimidos suelen situarse del lado de sus déspotas.

Por un lado, hay unas estructuras aparentemente inamovibles, guarnecidas por pontífices, sacerdotes, acólitos, sacristanes (armados con pesados virgae) y demás lacayos. Sus cerebros han sufrido un profundo lavado en sus seminarios (escuelas, universidades y tal) y están contagiados por la ideología dominante (la escolarización, las familias, los “medios”). Un lavado que les impide concebir, y por tanto ser conscientes, de aberraciones sentimentales y improductivos como ética, isonomía, solidaridad, justicia, tolerancia o caridad. Tampoco pueden imaginar que la usura  (condenado, que yo sepa, por toda doctrina sagrada con fondo espiritual)… que la usura podría  ser, además de inmoral, perniciosa. ¡Seres coagulados en un convencimiento jerárquico inmutable!

Y en el otro lado:  las incontables masas de oprimidos, explotados, maltratados, ignorantes, pasivos y sufridos sobrepobladores del planeta, convencidos ellos  por el sentido común realista de sus amos, a quienes suelen ser leales: resignación, patriotismo, nacionalismo, servilismo feudal, analfabetismo funcional (cuando no total) y ganas de sobrevivir a cualquier precio.

A cualquier precio.

Canossa-gateInfelices parlamentarios de Syriza, dispuestos a sufrir cualquier humillación para ser admitidos en Canossa . (2)

Los oprimidos se consuelen con pantallas móviles, alcohol, CocaCola, droga, fármacos, deporte televisado, sueños prefabricados, la vida vicaria de los ricos y famosos, y con soñar con llegar a ser como sus amos.

De vez en cuando se les permite disfrutar de semanas de odio. Así se desahogan un poco.

luz_pegida

 *******************************************+

 Antiguamente había muchos dioses.

Era un mundo de politeísmo caótico! Espontáneo, animista y natural. No existía riachuelo ni bosque que no tuviera su espíritu propio. Era también un mundo muchas veces horrendo y cruel. Caótico, entrópico, injusto, supersticioso, bárbaro.

Claro que el capitalismo primitivo era también horrendo, injusto, entrópico, bárbaro y cruel. No podía ser de otra forma. Era el fiel reflejo de las religiones.

El capitalismo neo-liberal no lo es menos… Pero con la diferencia de ser global, con control cibernética total y absoluta, científica, sin magia ni mariconadas Nueva Era. (Ya apenas quedan riachuelos y bosques sin contaminar.)

https://i1.wp.com/cdn2.letraslibres.com/cdn/farfuture/TICvRFLWD-brY3OrcDWydKqsvxTmr6z1_AqAbt-jZ9k/mtime:1315707397/sites/default/files/imagecache/revista_articulo_588_480/imagenes_articulos/img_art_11194_3382.jpg    EL DESPOTISMO ORIENTAL

 

************************************

 

st-paul-preaching-in-athens

Un día, en Atenas, San Pablo, el Milton Friedman del cristianismo,  dijo a los griegos:  

(P)asando y mirando vuestros santuarios, hallé también un altar en el cual estaba esta inscripción: AL DIOS NO CONOCIDO. Aquel pues, que vosotros honráis sin conocerle, a éste os anuncio yo.

Y así hizo. Con éxito. Era un muy buen comercial.

Hoy en día, cada uno tiene su versión del dios único. A los unos su Jehova, a otros su Alah, y a otros su Padre-nuestro-que-estás-en-los-Cielos.

Se trata sin embargo, del mismo Dios Único, él quien dijo, y sigue diciendo:

Yo soy Dios, y no hay otro; soy Dios, y no hay nadie igual a mí.

(P)orque yo soy el SEÑOR tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos, hasta la tercera y cuarta generación, de los que me aborrecen…

Divinidad concentrada y eficiente. El Dios único se ha impuesto a todo. Sólo se admiten monoteísmos.

god dollarθεος οικονομικος

 

*******************************

 

El viejo mundo y los viejos dioses han desaparecido.

Para siempre.

No es sólo el Gran Dios Pan quien haya muerto. Todos han muerto.

Y con ellos mucha imaginación y mucha poesía.

(No creo que Harry Potter, los Hobbit y Juego de Tronos sean dignos sustitutos…)

nakifudo_engi_abe_no_seimei

 

******************************

 

Hasta el siglo pasado, existían muchas economías autónomas, con sus propias normas y divisas y su empeño  en mantener el Patrón Oro.

yellow brick

Había una entropía financiera que no les parecía lo bastante rentable a algunos.

Ni sostenible: colapsó en el momento que el mundo se hizo global con una guerra mundial.

Hoy no hay más que un solo Dios Conocido cuyo Neo-Espíritu Santo es la fe no en algo “real”, como eran el oro y la plata, sino en una delusión colectiva obligatoria.

goldcore_bloomberg_chart4_02-12-14

Su Reino se extiende hasta los últimos confines de la Tierra: hasta contamina el fondo de los Mares y enturbia la atmósfera del Cielo.

El BM y el FMI son sus profetas, los gobiernos, los bancos y los mercados labran con dilgencia en la viña del Señor.

Lo que implica que no pueden labrar en otras viñas. ¡Dedicación exclusiva!

Ninguno puede servir a dos señores, porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o se apegará al uno y menospreciará al otro; no podéis servir a Dios y a las riquezas.  (El Señor dixit)

Aborrecen y menosprecian por tanto, a todo lo que no sea riquezas.

¡Ni amor ni apego a otro Señor!

¡Sin piedad!

El amor y el apego, la caridad y el altruismo, la ética y la isonomía se han privatizado. Ya son rentables.

El Señor se ha marchado. Y con él lo que podía haber de “espiritual”.

(S)iempre tienen pobres con vosotros, mas a mí no siempre me tendréis. 

 no te curo(NO TENÍA SEGURO MÉDICO)

 *****************************************+

 ¿Y cuales son los dogmas y creencias de esta religión única y exclusiva?

¡Buena pregunta, joven Leo!

Para saberlo hay que remontar a los escritos de los Padres de la Iglesia, a Adam Smith por ejemplo, aunque no sea él la única autoridad.

Lo importante entonces era encontrar una justificación que cuadrara con la Ilustración del Siglo XVII. Una justificación racional del capitalismo primitivo, pero que dejara cualquier consideración moral fuera del debate.

La Ilustración ya había separado el cuerpo del espíritu. Era, después de todo, la Era de la Razón.

A los economistas sólo les quedaba separar el corazón del cuerpo.

 


Pero es sólo por su propio provecho que un hombre emplea su capital en apoyo de la industria;  por tanto, siempre se esforzará en usarlo en la industria cuyo producto tienda a ser de mayor valor o en intercambiarlo por la mayor cantidad posible de dinero u otros bienes… En esto está, como en otros muchos casos, guiado por una mano invisible para alcanzar un fin que no formaba parte de su intención. Y tampoco es lo peor para la sociedad que esto haya sido así. Al buscar su propio interés, el hombre a menudo favorece el de la sociedad mejor que cuando realmente desea hacerlo. (3)

De esta forma, joven Leo, hemos llegado al llamado neo-liberalismo.

(Por cierto, Adam Smith no explica lo que había que hacer si uno no tenía un capital que emplear en apoyo de la industria. Supongo que alguien que no tenía tal cosa le era invisible.)

 “Neo-liberalismo” suena bien: “liberalismo renovado”: un laissez-faire redecorado. Se supone que un “liberal” (bleeding-heart liberal) es todo lo contrario de un “reaccionario” (alguien “responsable” que vive en el “mundo real”).

¡Como engañan las palabras!

En España existe un partido político que se llama “Popular” cuyos intereses van en contra del Pópulo, y otro que se dice Obrero y Socialista sin ser ninguna de las dos cosas…

Contesto a tu pregunta joven Leo:

El dogma fundamental de la nueva religión universal y global proclama que, gracias, por ejemplo, a los mercados, a la codicia individual, al afán de lucro, etc, la sociedad, dejada sola, se arreglará y encontrará una homeostasis natural. El único motor siendo el egoísmo de sus componentes. Es una re-interpretación de la selección natural, que involucra la innata maldad y egoísmo de los seres humanos.

 

jordanianpilot-burnedalive

 ¡La naturaleza humana! La Maldición y la Marca de Caín.

Siendo así, intentar hacer algo en el interés de todos sería una indeseable interferencia anti-natural! Una blasfemia!

Sólo se puede justificar la generosidad si da beneficios.

¡€USURA-KREDITHAI!

Mira lo que pasó en la Unión llamada Soviética donde se intentaba dirigir una economía con las mejores intenciones pero según las pautas del único Dios combinado con una rigidez mental digna de los Salafistas.

Stalin había sido seminarista, No lo olvides.

Y al caer la Cortina de Hierro, salieron popes por todas partes.

¿En qué escenario bailaron y blasfemaron las Pussy Riot?

¿Y que les pasó después”?

Hasta las las iglesias “cristianas” lo intentaron durante siglos. Con los inevitables resultados: guerras de religión, Inquisiciones, hogueras, iconoclasmos, cruzadas, fanatismos, censura, represión y odio.

(Todo lo que ISIL está repetiendo fielmente.)

No, joven Leo, no se puede servir a dos amos, Dios y Mamón, ni tampoco se puede mesclar dos sistemas  tan contradictoriamente similares, sin resultados desastrosos.

(Con una iglesia )

  **************************************

 Las cosas son así.

O por lo menos serían aceptables tal como son, si fueran iguales para todos.

Pero hay una pequeña diferencia entre alguien que puede invertir en bolsa y vivir del sudor de enfrente, y otro que no tiene medios para hacerlo.

John-Calvin2-300x408(Otro a quien le gustaba el olor a carne quemada)

El “sistema”, y no es casualidad, ha heredado una gran parte de su dogma, de la doctrina de la predestinación.

Se nace rico o se nace pobre. Todas estas historias de gente que, gracias a su incansable trabajo y perspicacia  comercial se han hecho ricos, no son  más que señuelos para dar esperanza a los desafortunados.

Como la Lotería  de Navidad.

 

****************************************

 

11-12MappingProsperityMap

La prosperidad económica en el mundo se limita en grand medida, a los países anglo-sajones y a los países de Europa del norte, donde la influencia de Calvino y el Lutero ha sido determinante (tal vez predeterminante).

En Holanda se inventó el crédito.

Los países protestantes como Gran Bretaña, Canada, Australia, Nueva Zelanda, Holanda, Alemanía y Usamérica tienen en común no solamente su racismo innato pero también su “ética del trabajo”. En Europa esto se extiende a Francia (a pesar de l’Edit de Nantes) a la Suiza calvinista por supuesto y al prospero Norte de Italia.

La Otan de los hombres blancos.

Naciones retrogradas “europeas” católicas u ortodoxas, como España, Irlanda, Grecia y Portugal no han podido alcanzar la prosperidad de los países “elegidos” y mendigan a las puertas de sus iglesias. (Algo que no se refleja totalmente en el mapa.)

Y no hablemos del resto del mundo, a pesar de sus esfuerzos para alcanzar el tren.

¿Me preguntas ¿Porqué y cómo? joven Leo?

Abrimos por tanto Wikipedia:

Juan Calvino “creía en la predestinación, es decir, en que desde el principio de la Creación Dios había predeterminado ya quién se salvaría y quién se condenaría”. Aunque pudiera parecer que una doctrina en la que, independientemente de lo que uno haga, Dios ya ha predeterminado si éste se salvará o no, no sea el mejor estímulo para alentar un comportamiento moral, en la práctica tuvo gran influencia. Esto lo explica: “puesto que obrar y vivir en el temor de Dios se interpreta como síntoma de que se es uno de los pocos elegidos, todos desean descubrir en sí mismos los signos de la gracia divina y obran convenientemente. La doctrina de Calvino era una especie de profecía que se cumplía a sí misma.”

San Agustino era otro Padre de esta Iglesia predeterminista. Era uno de las inspiradores de Pascal, el jansenista, cuyos Pensées son una las joyas de la literatura francesa. El jansenismo era una especia de calvinismo católico. Supongo que ha sido gracias a su influencia que Francia, la fille ainée de l’Eglise, se puede contar – a pesar de varios momentos de delirio (la Revolución, Napoleón, la Commune) – entre las naciones prosperas de la OTAN, con su bomba atómica y licencia para bombardear África y Arabia.

*************************************

Tú, joven Leo, de ser español y culturalmente católico-animista-politeísta, no te salvarás, ni en este mundo ni en el próximo. Tu abuelo tampoco, ya que no “obra ni vive en el temor de Dios”.

No te voy a contar el conflicto entre los Jesuitas, campeones en aquel entonces de la noción del libre albedrío, y los Jansenistas, campeones de la predestinación. Era un asunto complicado que tuvo efectos en toda Europa y terminó mal.

Como siempre.

De posible interés anecdótico tal vez, sea la diferencia que existe entre los crucifijos jesuitas y jansenistas.

El crucificado jesuita tiene los brazos muy abiertos, como para admitir todo el mundo en el Cielo:

cimabue_small

mientras que el Cristo jansenista tiene los brazos muy cerrados, para admitir sólo a los predestinados:

jans cross

¿Pero que tiene todo este rollo que ver con nosotros?, preguntas.

Buena pregunta.

Tal vez la respuesta vendrá mejor de la boca de un próspero e influyente calvinista:

«La soberanía supranacional de una élite intelectual y de unos banqueros mundiales es algo preferible a la autodeterminación nacional practicada en los siglos pasados».

Está todo dicho.

Cito a elmanifiesto.com:

(…) En esa fe religiosa donde estar arriba es voluntad divina, Rockefeller siempre fue leal a sus amigos. Daban igual las correrías de los shahs, los dictadores o las purgas, porque eran nimiedades que ocurrían lejos de los palacios. El sacrificio en nombre del dinero trae implícita la renuncia a los derechos en nombre del beneficio, y ninguna asociación humanitaria ha podido seducir jamás a Rockefeller para pensar lo contrario. El poder conlleva una responsabilidad que solo se practica en los pasillos de la élite.

David Rockefeller se ve a sí mismo como el motor del cambio, el arcángel de la nueva era. Por el contrario, el resto del mundo le ve como una fuerza inmovilizadora, el gestor que ante cualquier asomo de transformación optará por ayudar al malo conocido. Su vida abarca un siglo de transformación del mundo, de colonización con el dinero como arma principal, de vueltas y vueltas al planeta para nuevas extensiones, nuevos conflictos supervisados, nuevos acuerdos tediosos, nuevas inacabables reuniones con botellas de agua recién abiertas, nuevos logros en su visión global del dinero como intermediario del ser superior. (4)

¿Está claro?

La guerra está perdida de antemano.

Franciscus está perdiendo su tiempo.

Como decía tu bisabuela: no hay nada peor que un tonto con buenas intenciones.

¿Piensa realmente el Papa este, que va a ablandecer los corazones de los oligarcas sudamericanos? ¿Que las grandes corporaciones van a reducir sus beneficios y abjurar el soborno, para salvar el planeta?

¡Ojalá!

Franciscus es el primer Papa jesuita… Pero temo que el Papa calvinista va a resultar más poderoso.

¿Por ventura mudará el negro su pellejo, y el leopardo sus manchas? Así tampoco, podréis vosotros hacer bien, estando enseñados a hacer mal.

Tal vez, tal vez sin embargo, se puede tener esperanza: Bergoglio tomó el nombre papal Franciscus en honor a San Francisco de Asis. Un santo un poco “daoista” que adoraba este crucifijo que, segun algunos, tiene algo insólito si lo miramos bien…

Crucifix_San_Damiano_Erect-Penis1-248x300EL CRUCIFIJO SAN DAMIANO (5)

 

 

*********************************************

 

NOTAS

(1)
Según la Biblia algunas de las características de Dios son:-

1) Omnipotencia, todopoderoso y creador de todas las cosas.

2) Omnisciencia.

3) Omnipresencia

4) Inmutabilidad.

5)  Sabiduría infinita.

6) Justicia infinita.

7) Veracidad infinita (No miente)

8) Bondad y misericordia infinita (Dios es amor)

 9) Perfección.

(2)

http://blogs.publico.es/eltableroglobal/los-80-000-millones-que-necesita-grecia-estan-en-suiza-y-son-griegos/1211

(3)

Hay que ser justo para con Adam Smith. Intentaba el pobre, reconciliar el liberalismo (old style) con la Providencia y la Deidad. Es decir con la moral, la justicia y la ética. Era creo, un hombre “bueno”… no como Hobbes o von Hayek.

https://es.wikipedia.org/wiki/Mano_invisible

tumblr_m9h45jnv3Y1qm9r2to1_500

 UN MAESTRO DEL FALSO PROBLEMA

 

(4)

David Rockefeller: la cruzada mundial de la banca-imperio


«La soberanía supranacional de una élite intelectual y de unos banqueros mundiales es preferible a la autodeterminación nacional practicada en los siglos pasados» (David Rockefeller, 1991).

RAÚL MINCHINELA

En la casa donde creció David Rockefeller (Nueva York, 1915), cada noche sus padres cenaban vestidos de gala. Alrededor, una nube de sirvientes, amas de llaves y enfermeras. David es nieto de la mayor fortuna que ha visto la historia, forjada con turbios monopolios de petróleo siempre meses por delante de la regulación política. Las biografías de los Rockefeller y sus menciones oficiales insisten en la palabra “filantropía”, que describe gestos estratégicos para limpiar el rastro de combustible del apellido familiar y evocar una fortuna sin víctimas, abundancia de guante blanco. La religión ha servido para justificar un patrimonio bendito de las alturas. “Dios me dio mi dinero”, dijo John Jr. –hijo único del Rockefeller original, padre de David y sus cinco hermanos– y nunca más habló ante un micrófono.

 David Rockefeller, el menor de la familia en su burbuja de niño rico, se entusiasmó con los escarabajos. Tuvo una colección digna de un museo, más cara que la de algunos de ellos, pero su pasión se truncó por la responsabilidad que trae el dinero. Convirtió su vida en un sacrificio monacal de loa al capital, y fue un asceta devoto que predicó por el mundo la doctrina del papel moneda. Cuando su hermano Nelson se divorció para casarse con una segunda mujer, su admiración infantil de décadas sufrió un desengaño irreparable. Abismal, para quien la vida es abnegación.

David se graduó en Harvard sin destacar en nada y estudió en Londres y Chicago. Se casó con 25 años y se alistó en el Ejército a regañadientes, por imposición de su madre, con 26. Su periplo militar por Noráfrica y Francia en la Segunda Guerra Mundial será excusa para futuras condecoraciones. Tras la guerra llegó a la banca, que fue su sacerdocio del valor y la gestión. Aterrizó en el Chase National Bank, dominado por su familia, y se forjó una trayectoria de ascenso por méritos, donde disputó su hegemonía con directivos que sí habían partido de la nada. Tres años después ya era vicepresidente. En los cincuenta, supervisó la propagación del banco por Latinoamerica. Cuando el Chase se fusionó con el Manhattan, se encargó del departamento de Expansión. A la siguiente fusión, que formó el Chase Manhattan definitivamente, David ya era el presidente. Muy respetado en el negocio, no por su competición entre rivales, sino por su habilidad para multiplicar la influencia de los bancos en la vida ciudadana.

Cuando sobrevuela Manhattan, reconoce en su perfil el Xanadú de hierro y cristal que concibió junto a su padre. Rockefeller convirtió Nueva York en el centro neurálgico de las finanzas, en la meca del imperio de los bancos. El proyecto de 550 manzanas que configuró el actual Downtown fue un centro magnético de sedes centrales, con el remate de las torres de comercio que cayeron con el siglo XXI y la ubicación de Naciones Unidas en un emplazamiento ofrecido personalmente.

 Los números no hacen justicia al poder atesorado por Rockefeller, que modeló la figura de banquero-hombre de Estado donde las inversiones buscaban fines políticos y diplomáticos más extensos que, a su vez, traerían en la resaca del oleaje mayores beneficios aún. Su nombre está asociado a una larga lista de congresos, grupos y reuniones. Estuvo presente en la creación de los lobbies más importantes de nuestra era: el Club Bilderberg, la Comisión Trilateral y el Consejo de Relaciones Exteriores. Como escribió D. Brooks en el New York Times, su capacidad para soportar el tedio no tiene parangón en la historia conocida.

En esos grupos estableció su proyecto, que se acuñó como Nuevo Orden Mundial:

«La soberanía supranacional de una élite intelectual y de unos banqueros mundiales es algo preferible a la autodeterminación nacional practicada en los siglos pasados», según sus palabras en 1991. En esa fe religiosa donde estar arriba es voluntad divina, Rockefeller siempre fue leal a sus amigos. Daban igual las correrías de los shahs, los dictadores o las purgas, porque eran nimiedades que ocurrían lejos de los palacios. El sacrificio en nombre del dinero trae implícita la renuncia a los derechos en nombre del beneficio, y ninguna asociación humanitaria ha podido seducir jamás a Rockefeller para pensar lo contrario. El poder conlleva una responsabilidad que solo se practica en los pasillos de la élite.

David Rockefeller se ve a sí mismo como el motor del cambio, el arcángel de la nueva era. Por el contrario, el resto del mundo le ve como una fuerza inmovilizadora, el gestor que ante cualquier asomo de transformación optará por ayudar al malo conocido. Su vida abarca un siglo de transformación del mundo, de colonización con el dinero como arma principal, de vueltas y vueltas al planeta para nuevas extensiones, nuevos conflictos supervisados, nuevos acuerdos tediosos, nuevas inacabables reuniones con botellas de agua recién abiertas, nuevos logros en su visión global del dinero como intermediario del ser superior.

Mucha gente desea su muerte porque tuvo la ocurrencia de decir qué donaciones tenía preparadas para su fallecimiento. Ahora organizaciones con las cuentas devastadas se mantienen solo por esa prometida lluvia de millones a la vuelta de la esquela. Será el último gesto para el hombre que hizo de la donación a fondo perdido la máscara de su imperio del beneficio. Hoy ya ronda el centenar de años y a saber cuál de sus seis hijos adoptará su capacidad para el tedio, su idealismo de sacrificio y su fe en los tipos de cambio para seguir inflando el imperio del valor añadido.

 

(5)

http://freethoughtnation.com/forums/viewtopic.php?p=28009

 

 

 

(3)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: