La linterna de Diógenes

IMAGEN… Y SEMEJANZA

Posted in Uncategorized by lalinternadediogenes on mayo 19, 2017

 

 

 

 

 

 

 

 

El hombre es el más cruel de los animales. En tragedias, corridas de toros y crucifixiones es donde más feliz ha estado en la tierra; y ahora que se ha inventado el infierno, mirad! tiene su paraíso.

(Bigote aparte, Nietzsche no era tonto…)

Desde los tiempos más remotos, el hombre, la flor de la creación, hecho a la imagen y semejanza de dios, ha disfrutado torturando animales.

Y por extensión, a otros hombres, y a mujeres, que es más divertido todavía.

 

 

 

 

***

 

 

 (Jus utendi, jus fruendi, jus abutendi.)

 

Para justificar el maltrato animal, se han proferido muchos argumentos:

– Santo Tomás de Aquino enseñaba que los animales actuaban por instinto mientras que los seres humanos pensaban racionalmente.

– San Augustín de Hipona enseñaba que “según una muy justa ordenanza del Creador, la vida y la muerte (de los animales) están sujetos a nuestro uso”

– Descartes, entre otros, enseñaba que los animales no eran más que complejas máquinas biológicas.  Lo que era obvio para él, ya que:

– Los animales no tienen almas, ni libre albedrío, ni capacidad de juicio moral.

– Los animales no piensan.

– Los animales no son verdaderamente conscientes y por tanto no tienen derechos ni merecen consideración moral.

– Según la biblia (1), los teólogos cristianos, los carniceros y los vivisecionistas, los animales han sido creados para servir a los seres humanos.

– El Doctor Johnson dictaminó que, cualquier de nosotros preferiría matar una vaca antes de no tener carne.

– Santo Tomás de Aquino enseñaba que el universo estaba construido como una jerarquía donde los seres de nivel más bajo existían para servir a los superiores. (Jerarquía significa gobierno por sacerdotes.)

 

 

 

***

 

JEREMY BENTHAM, EL UTILITARISTA

La pregunta no es, ¿pueden razonar? ni ¿pueden hablar? sino ¿pueden sufrir?

 

Los defensores de los derechos de los animales mantienen lo siguiente:

– Los animales tienen niveles similares de complejidad biológica

– Están conscientes y saben que existen.

– Saben lo que les está pasando.

– Les gusta unas cosas y otras no.

– Toman decisiones conscientemente.

– Buscan la manera de conseguir la mejor calidad de vida.

– Hasta cierto punto, planifican sus vidas.

– La calidad y la duración de sus vidas les importa.

 

***

 

PETER SINGER, EL CONSECUENCIALISTA

Todos los argumentos para demostrar la superioridad del hombre no pueden romper este hecho descarnado: en el sufrimiento, los animales son nuestros iguales.

 

Los que militan a favor de los derechos de los animales quieren poner fin a:

– La experimentación científica con animales.

– El criar y matar animales como comida o para vestirse con sus pieles.

– La explotación de los animales en trabajos agotadores.

– La crianza selectiva que no sea en beneficio del animal.

– Los zoológicos o el uso de animales como diversión

– La caza deportiva.

 

(http://all-that-is-interesting.com/big-game-hunting-africa)

 

***

 

(Salmo 8:6)

 

 LE HICISTE SEÑOREAR SOBRE LAS OBRAS DE TUS MANOS, TODO LO PUSISTE DEBAJO DE SUS PIES.

 

SEÑOREANDO Y MUY A GUSTO

 

***

 

¡Segundos fuera!

 

En la esquina verde: los sentimentales liberales de corazón sangrante, apoyados por su entrenadora Patética Ficción y su cutgirl, Brigitte Bardot.

Y en la esquina roja: los verdaderos y varoniles hombres que dominan el mundo real, segundados por Charlton Heston y como cutman, Earnest Hemmingway.

Arbitros: Albert Camus, Accusateur public de la Republique des BellesAmes y Ayn Rand, objetivista neoliberal.

Promotor: Félix Rodríguez de la Fuente .

¡Y que nadie grite a tongo!

 

***

 

¿El mundo real?

¿Real?

¿Cómo está el mundo “real”?

¡Pletórico de Yang y real-mente terrorífico!

Militarizado, antropocénico, mercantil, corrupto, desigual, cuajado de sádicos, psicópatas y una mayoría de abyectos seres de nivel más bajo.

Personas inteligentes y responsables han explicado innumerables veces, que cortar selvas tropicales y dedicar la tierra a pastos para poder consumir hamburguesas y lácteos, produce metano, aumenta el efecto invernadero, y resta suelo al posible cultivo intensivo de los vegetales que podrían alimentar gran parte de los famélicos habitantes del Mundo que llamamos Tercero.

(En otro contexto político-económico, por supuesto.)

 

 

Que dedicar miles de hectáreas de terreno fértil al cultivo de las materias primas para bebidas alcohólicas, y aceite de palma, encandela el Yang de los sádicos y psicópatas que detienen el poder, a la vez que tiene callados y embrutecidos a los abyectos seres de nivel más bajo .

Todos sabemos que comer carne en exceso no sienta bien, sobre todo si el desafortunado animal ha padecido los cuidados químicos de sus criadores.

Todos sabemos que el alcohol desequilibra la mentes y los cuerpos, incita a la violencia y distorsiona las emociones.

Todos estamos conscientes – si queremos hacer el esfuerzo – de que:

Si un hombre aspira a vivir una vida más amorosa y espiritual su primera decisión debería ser la de abstenerse de matar y comer animales.

Y otra de Tolstoy, este ruso excéntrico que no se lavaba todos los días:

Mientras existan mataderos habrá campos de batalla.

 

***

 

EL DEBATE…

 

Mientras que los sentimentales y los razonables continúen con su debate de binarios enrocados, y dando por entendido que ni la humanidad ni el planeta tenemos posibilidad de sobrevivir a tanta estupidez, veamos unas razones más para no comer animales, a pesar de todo.

Una de las razones más espurias para justificar las corridas de toros es que si no se criaba toros de lidia, la especie se extinguiría. El mismo razonamiento se podría aplicar a los cerdos y demás ganado comestible.

A los caballos por ejemplo.

Su carne se come poco. Comparten con los perros un tabú en contra. Hace 100 años sin embargo, estos equinos jaram constituían una autentica plaga para las ciudades.

A finales del siglo XIX, el estiércol de caballo era la principal preocupación urbana. En Londres había más de 50.000 caballos explotados por los trasportes públicos.

En Nueva York se movía unos 1.700.000 kilos de estiércol cada día. Con lluvia, el estiércol formaba barro y con buen tiempo, polvo. Se estimaba que unos 3 billones de moscas se eclosionaban cada día, causando infinitas enfermedades.

Los caballos producían unos 180.000 litros de orina cada día. El ruido de los cascos de hierro sobre los adoquines era terrible, los accidentes eran frecuentes y los cadáveres de los agotados caballos, cuya expectación de vida era de sólo tres años, (cada día unos cuarenta y uno animales rendían el alma que no tenían) atascaban las calles.

Y para cruzar la calle: allí estaban los seres de nivel más bajo.

 

A partir de 1.914 y debido a la motorización, los caballos desaparecen de las ciudades… pero no se extinguen.

Hoy en día entre el UK y los USA, existen unos 10.000.000 caballos de recreo. Una industria que mueve más de 60 billones de dólares al año; más que los PIB de la mayoría de las naciones pobres del mundo.             (http://qi.com/infocloud/horses)

 

 

Dentro de poco, seamos optimistas, tendremos en España una industria de cerdos ibéricos de recreo ya que los porcinos son amables, pacíficos, inteligentes, cariñosos y limpios.

En los tiempos de Zhaungzi lo tenían peor, los pobres, pero tal vez no tan mal como actualmente:

El Gran Augur, que sacrificaba cerdos y leía presagios en el sacrificio, apareció vestido con sus largas túnicas oscuras en la pocilga y se dirigió a los cerdos de la siguiente manera: “He aquí el consejo que os doy. No os quejéis por tener que morir. Dejad de lado vuestras objeciones, por favor. Tened en cuenta que yo os alimentaré con granos selectos durante tres meses. Yo mismo tendré que observar una estricta disciplina durante diez días y ayunar tres. Después extenderé alfombras de hierba y ofreceré vuestros jamones y vuestras paletillas sobre fuentes, delicadamente talladas, con gran ceremonia. ¿Qué más queréis?

Después, reflexionando, consideró la cuestión desde el punto de vista de los cerdos: “Por supuesto, supongo que preferiríais alimentaros de comida grosera y ordinaria, y que os dejaran en paz en vuestras pocilgas.”

Pero de nuevo, viéndolo desde su propio punto de vista, contestó: “¡No, definitivamente no existe un tipo más noble de existencia! Vivir honrado, recibir el mejor de los tratos, montar en carroza con magníficos ropajes, a pesar de que en cualquier momento uno pueda caer en desgracia y ser ejecutado; ése es el noble, aunque incierto, destino que he elegido.”

De modo que optó en contra del punto de vista de los cerdos y adoptó su propio punto de vista, tanto para él como para los cerdos.

¡Qué afortunados aquellos cerdos, cuya existencia fue así ennoblecida por alguien que era, a la vez, una autoridad del Estado y un ministro de la religión!

(¡Un precursor oriental de Santo Tomás de Aquíno!)

 

***

 

 

Es curioso, y significativo creo, el uso de la palabra “sacrificio”, hacer sagrado, en el contexto general de las matanzas de animales. Los antropólogos deducen de las pinturas rupestres, que los cazadores “primitivos” se identificaban con sus presas y las honoraban. Al matarlas las convertían en sagrados.

Este sentimiento, en nuestra civilización de mataderos industriales, supermercados y sangrientos potentados, se ha desvanecido totalmente. En aquel entonces, dios no se había inventado todavía.

 

 

 

(El Estado niñera tampoco.)

 

La noción de sacrificar a un ser vivo se ha conservado, a pesar de todo y como eufemismo, me temo, en el lenguaje de campesino y veterinarios.

Y de los políticos que envían los jóvenes a la guerra.

 

(EL SEÑOR ES MI PASTOR,  SALMO 23)

 

***

Muchos estudios serios mantienen que las plantas sienten dolor y son capaces de emociones. Se comenta también, su posible altruismo.

Si las plantas pueden tener sensibilidad, se deduce que los animales la tendrán también, incluso más desarrollada.

Consideraciones bioquímicas aparte, ¿que emociones va a tener una planta tratada con Roundup y manipulado genéticamente por Monsanto? Todas estas sensaciones y emociones las ingerimos, nosotros y el ganado que comemos. ¡Un cóctel de venenos que de alguna manera, influirá sobre el comportamiento socio-político de los humanos y sapiens seres!

El pollo del cual nos regocijamos, por ecológico, natural y orgánico que pretende ser, aporta la química psicosomática de su muerte, ademas de la química material de su alimentación, a nuestro organismo. Y si proviene de algún atroz criadero, habrá más toxicidad combinada todavía. Der Mensch ist, was er isst, “el hombre es lo que come”. (Feuerbach, con calembur). (2)

No es sorprendente que el “mundo real”esté militarizado, antropocénico, mercantil, corrupto, desigual, cuajado de sádicos, psicópatas y de una mayoría de abyectos seres de nivel más bajo. Somos lo que comemos.

¿Pseudociencia? Parece que no… (http://www.viewzone.com/plants.html).

Podemos dar gracias a que los peces no chillan cuando les convertimos en pescado. (Nos podría hacer reflexionar.)

Tampoco hay que llegar al extremo de Zhou Dunyi que no quería que su césped se cortara… Este admirable confucionista no tenía a mano, claro, los resultados de los recientes descubrimientos científicos sobre el altruismo de los vegetales.

 

***

 

 

 

Era Camus creo – no encuentro la referencia – que dijo que los nazis perseguían a los Judíos no tanto porque eran Judíos sino porque no podían asumir el “Judío” que ellos, los “Alemanes”, llevaban dentro. Algo como la violenta homofóbia de los hombres que no logran asumir su propia homosexualidad. O de los niños inseguros que participan en mobbings por miedo a ser acosados a su vez.

Los humanos seres maltratamos a los animales no sólo porque son seres de nivel más bajo, comestibles y con valiosos pieles, sino en cierta medida, para matar la “Naturaleza Buda”que ellos tienen y que hemos perdido o enterrado.

Si miramos bien,  podemos ver esta Naturaleza en sus ojos y en los de los niños pequeños.

Nuestras cabezas se han llenado de mierda mental. Los animales, por muy explotables y estúpidos que parezcan, poseen una envidiable inocencia: poseen la sabiduría naïve que los místicos quieren alcanzar Vacíando sus cabezas de la mierda relativa por medio de taiji, qigong y austeridades similares.

 

***

 

 En un mundo donde la ideología de los élites establecidos se dedica a desmantelar “democráticamente” los estados de bienestar, es difícil prever alguna legislación estatal que no fuera anecdótica, a favor del bienestar animal. No sería rentable y ademas, todo animal tiene que ser sujeto a la justa ordenanza del Creador.

(http://www.independent.co.uk/news/uk/politics/theresa-may-fox-hunting-bring-back-ban-repeal-conservative-tories-general-election-rural-vote-a7726506.html)

Sin embargo:

Nuestra bondad-generosidad individual para con la creación bruta debe de ser templada por el sentido de la responsabilidad que nos corresponde como pastores materiales de los seres de nivel más bajo.

Hacer por tanto, lo que hizo Jack con Tom, su pony,  sería una forma más de crueldad, por bienintencionada que fuera.

 

 

Kindness to animals should be

 

Atuned to their brutality. (3)

 

(Lo que no excluye kindness…)

 

 

***

 

NOTAS

(1)

«Hagamos al ser humano

a nuestra imagen y semejanza.

Que tenga dominio sobre los peces del mar,

y sobre las aves del cielo;

sobre los animales domésticos,

sobre los animales salvajes,

y sobre todos los reptiles

que se arrastran por el suelo.»

(2)

220px-Feuerbach Ludwig

“Wollt ihr das Volk bessern, so gebt ihm statt Deklamationen gegen die Sünde bessere Speisen. Der Mensch ist, was er isst”.

Una manera distinguida de decir “Erst kommt das Fressen, dann kommt die Moral.”

 

(3)

Friedrich Riesfeld, cuidador en el Zoo de Paderborn, viendo que Stefan el elefante estaba muy estreñido, le dio 22 dosis de laxante para animales más una fanega de bayas, higos y ciruelas pasas. Sorprendido por las heces repentinas, se cayó hacia atrás, golpeó su cabeza contra una piedra y murió sofocado.

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: